Para robar miradas mientras realizas ejercicio seguramente necesitarás ser un atleta de élite, super estrella, portar lycras llamativas y lucir gracioso. Sin embargo, con el Wellograph eso será lo de menos, porque con su prescencia y elegancia todos te voltearán a ver. 

Sus ambiciones deportivas son evidentes, ya que registra el número de pasos que das a diario, además con su acelerómetro de 9 ejes y monitor cardíaco óptico registrará tu pulso.

¿Quieres conocerlo a profundidad para atraer miradas cuando salgas a correr? Aquí te lo presentamos:

Inteligente, resistente y elegante

El Wellograph es un smartwatch atractivo y bien hecho, con un estilo premium, sofisticado y construcción elegante.

Tiene un aspecto tan lujoso que podría considerarse más como un accesorio para asistir a una junta de negocios, que para salir a correr o al gym. 

Cuenta con características destacables, como su resistencia al agua de hasta 50m. De acuerdo con Wellograph, te puedes duchar o meter a nadar con él sin ningún problema, pero si piensas meterte a bucear eso ya no será una gran idea, sabemos que tal vez te quieras ver como un James Bond, pero el smartwatch tiene sus límites.

Su correa es de cuero y tiene una longitud de 20mm, además, cuenta con diversos modelos para que elijas la que más te guste y se la intercambies.

Control eficaz

Las buenas noticias continúan con su sistema de control. El Wellograph no cuenta con pantalla táctil, ya que la marca optó por usar controles simples con sólo dos botones en uno de sus costados, uno para moverse en el menú y el otro para hacer la selección.

Su Interfaz de Usuario también es efectiva. Si se presionan ambos botones te permite mover entre los elementos del menú, si mantienes presionado el botón de abajo regresas a la pantalla de inicio y si mantienes pulsado el botón superior se convierte en la sincronización para Bluetooth.

Sus distintos modos de pantalla son claros y precisos, además la pantalla gira de acuerdo como lo coloques, ya sea en forma vertical y horizontal. Su pantalla monocromática LCD es fácil de leer incluso con luz solar sobre ella y para situaciones nocturnas cuenta con luz de fondo. El diseño digital estándar de la pantalla en fenomenal, lo cual facilitará la lectura del conteo de tus pasos y el resto de datos que proporciona.

Corazones rotos

Lamentablemente, lo impresionante de su diseño se desmorona cuando lo comienzas a usar para dar seguimiento a tus rutinas de ejercicio, que es para lo que supuestamente está hecho. 

En su parte posterior el Wellograph está rodeado por un sensor de frecuencia cardíaca tri-LED, el cual al momento de funcionar lanza el destello de una luz verde. Desafortunadamente, sus resultados son increíblemente variados.

Mantener su correa apretada a tu muñeca no causa molestias, en comparación con el Basis Peak, pero no esperes que haciendo eso conseguirás datos más exactos, ya que incluso con un poco de tensión la cifra de la frecuencia cardíaca se dispara.

Cuando es comparado con el Garmin 920XT con correa para el pecho para medir la frecuencia cardíaca, la diferencia es evidente. Por ejemplo, al correr durante 10 segundos a toda velocidad el Garmin registró un ritmo cardíaco de 83 a 112, mientras que con el Wellograph marcó uno de 78 a 84, pero de repente salto hasta 93 cuando la tensión en ese momento ya era inferior. En otras ocasiones sucedió lo contrario.

La necesidad de llevar un registro de tu frecuencia cardíaca en el smartwatch que llevas puesto resulta vital para tu condición, sin embargo cuando las lecturas son tan inexactas, como en este caso, no tiene mucho sentido tenerlo.

Fuera del paso

Si la inexactitud de la frecuencia cardíaca hubiera sido su único defecto, podríamos perdonar al Wellograph, pero lamentablemente su contador de pasos es igual de irregular.

Al tener el reloj los primeros días pensarás que es porque necesita acostumbrarse a tu ritmo de vida, sin embargo cuando pones más atención a su seguimiento de datos te darás cuenta de que algo anda mal. 

Resulta alentador cuando tu conducta es sedentaria, pero al probarlo en un día de trabajo viniendo desde casa y en auto dio como resultado 7500 pasos, cuando para obtener eso se necesita caminar alrededor de una hora. Incluso, antes de salir de la cama el reloj ya marcaba 645 pasos. ¡Súper raro! 

Sueño profundo

La única actividad en la que el Wellograph parece hacer bien su trabajo es en el seguimiento del sueño, ya que proporciona información útil sobre cuántas veces nos despertamos y la calidad del sueño que tenemos. 

El Wellograph en su tamaño es un poco abultado, por lo que dormir con él tal vez resulte incómodo las primeras veces, pero te acostumbrarás con tal de obtener datos eficaces y descansar mejor. 

¿Listo y capaz?

Una de las características menos comúnes del Wellograph es su cálculo llamado ‘Readiness’, el cual realiza una lectura para medir tu frecuencia cardíaca y determina tu condición para decirte si necesitas descansar o ya estás listo para hacer ejercicio.

Desafortunadamente, dado que se basa en los datos de frecuencia cardíaca inexactos no creemos que tenga mucha utilidad. De hecho la unidad que probamos siempre mostró que no estábamos listos para hacer ejercicio.

El mismo problema ocurrió con su función ‘Fitness’, ésta calcula la edad que tienes para poder realizar deporte, pero al igual que 'Readiness' lanzó datos demasiado variables porque para hacer el calculo mide tu frecuencia cardíaca. 

Agradable App

La inexactud de sus datos resulta una verdadera lástima, ya que la calidad de su aplicación para sincronizarlo con tu smartphone es excelente. Está muy bien presentada, tiene un diseño cuidado y pulcro mostrando gráficos y páginas de medición profundos.

La app difiere un poco con el diseño elegante del reloj al ser colorida y hasta divertida, pero eso es sólo un pequeño detalle. La aplicación se puede conectar con Google Fit, RunKeeper y MapMyFitness, aunque puedes grabar hasta cuatro meses de datos en el propio reloj. 

Si la precisión fuera mejor, nos hubiera gustado usar el Wellograph para otras aplicaciones fitness.

Súper batería

Otro punto a favor para el Wellograph viene en la portencia de su batería de 210mAh. Tiene una vida de hasta siete días, a pesar de que en realidad terminas consiguiendo cinco, lo cual es bastate bueno teniendo en cuenta que la pantalla siempre está encendida al estar registrando regularmente tus intervalos de pulso.

La carga se realiza fácilmente, basta con conectarlo a un puerto USB, lo cual no es una molestia. Además, con su pantalla giratoria podrás ponerlo a cargar y usarlo en modo reloj sobre tu mesa de noche.

Wellograph: el veredicto

Cuando adquieres un dispositivo capaz de medir estadísticas fitness siempre esperas que ofrezca datos sólidos y exactos sobre tu condición y actividades que realizas.

El problema con el Wellograph es que mientras está diseñado para hacer todo eso, simplemente no da lecturas precisas, a pesar de presentarlas agradablemente.

Por lo tanto si la información no es exacta, ¿cómo podremos evaluar nuestro ejercitamiento y condición corporal? Incluso podría alarmarnos cuando los datos que da se disparan. 

Wellograph ha dado un toque de clase, elegancia y atracción a su dispositivo, pero si es un un smartwatch para fitness, ¿qué caso tiene si no da datos exactos?

Te invitamos a sacar tus propias conclusiones, si lo que quieres es traer algo bonito en la muñeca es la opción ideal, pero si lo que quieres son buenas estadísticas y datos sobre tu condición física no te convendrá mucho. 

Tech Specs 
Pantalla
1.26" LCD de bajo consumo + Luz de fondo integrada
Dimensiones
42 x 33 x 12.5mm
Conectividad
Bluetooth 4.0 de bajo consumo
Peso
55g
Resistencia al agua
50m
Batería
210mAH
Correa
Cuero (20mm)
Carátula
Cristal de Zafiro
Material
Acero inoxidable y aluminio
Stuff says... 

Wellograph reseña

Un diseño inusual pero elegante, la agradable visualización de datos son puntos a favor, pero las lecturas inexactas del Wellograph sacan a relucir su lado negativo
USD $299
Good Stuff 
Seguimiento preciso del sueño
Buena vida de la batería
Agradable presentación de datos
Bad Stuff 
Datos de frecuencia cardíaca inexactos
Contador de pasos inexacto
Algo abultado