Ya sabes a lo que vas con el Samsung Galaxy S5 antes de que lo saques de la caja, porque es un súper teléfono de 2014. Pantalla grande y brillante. Olas de poder. Cámara excelsa.

Esperaríamos que cada una de las compañías telefónicas se pongan a la par con sus dispositivos--después de todo, han refinado sus modelos por años. De ahora en adelante serán los pequeños detalles que separen los mejores de la clase de los reprobados; esos aspectos aparentemente triviales del uso diario que hacen la diferencia entre un teléfono con el que nos guste vivir y uno que sólo sea una herramienta.

Los Galaxy son conocidos por irse a lo grande: en pantallas, especificaciones, trucos de software y, por supuesto, ventas. El S5 no es la excepción, pero los detallitos pueden ser tan excitantes como las características principales y eso es lo que el S5 necesitará corregir si quiere ser el mejor.

Gran ADN de diseño

Si hay una manera obvia en la que Samsung aún languidece frente a sus rivales es en diseño industrial.

El cuerpo rígido de plástico que tiene el Galaxy S4 no se siente particularmente bien al tacto--la clase de smartphone que merece una carcasa extra. Aunque el S5 se reconoce instantáneamente como un Galaxy, Samsung le ha modificado el diseño al añadir un panel trasero de policarbonato punteado (aún removible) para darle a tus dedos algo con que adherirse. En ese aspecto funciona. Es un teléfono grande y ancho pero la nueva textura combina toques de metal al estilo de la Note 3 para conviertirlo en el Samsung más agarrable. Es tan ligero como el S4 (OK, tiene 15gr. extras) y también tiene un cuerpo más sólido que su predecesor, que estaba propenso a los dobleces.

Pero mejorar por encima del S4 no es suficiente. Junto a la ingeniería sorprendente del LG G2 el S5 parece de una generación atrás, con biseles más anchos en el frente y espacio más largo para tus dedos. El G2 simplemente tiene un mejor radio de pantalla.

Segundo, cómo se siente un teléfono si lo agarras 100 veces al día es la mitad de la batalla. El panel trasero con glamour moderno todavía no se ve como de un smartphone caro. Tal vez es exactamente el tipo de estilo que esperan los fans de Samsung, pero a nuestros ojos todavía le falta llegar a las curvas sofisticadas del HTC One (M8).

No estamos gritando "el detector de metaaal" (el Nexus 5 es un claro ejemplo de perfección en policarbonato subestimada) y deshacerse de las costuras falsas del Note 3 es una buena decisión, pero Samsung necesita ponerse más elegante.

Tercero, mientras el S5 se siente lo suficientemente sólido, súbele al volumen al ver una película en tu cama y podrás escuchar como vibra vigorosamente la bocina trasera que hay en el panel trasero del S5. No es algo que esperas de un teléfono con semejante categoría.

En resumen, no nos enamora la estética del S5, pero tal vez si habrá quienes le echen el ojo. Además, la forma de Samsung es funcionable--su resistencia al agua IP67. Sólo asegúrate de que todos los paneles estén cerrados. A nadie le gusta una batería empapada.

ACTUALIZACIÓN: Samsung nos acaba de mandar un modelo en Charcoal Black y nos cautivó más que el Shimmery White. Nuestras críticas del diseño siguen en pie, pero ya sabemos cual modelo comprar--aún nos falta ver el Electric Blue y el Copper Gold.

Gran pantalla: 5.1", Super AMOLED

Afortunadamente la pantalla te distraerá más que la estética divisiva del S5. Con 5.1", sólo es más grande que el S4--pero ahora tiene un resplandeciente display Super AMOLED.

Todavía tiene resolución full HD, así que hay un ligero declive de 432ppi de los 441 que tiene el S4, pero no lo notarás mucho. Lo que sí notarás es su brillo, su facilidad al leerlo en exteriores y que tan vibrantes están los colores.

Y para combatir críticas hacia los brillos ajenos, los ajustes adeptos del display automáticamente cambia los modos de pantalla dependiendo de lo que hagas--el modo Dynamic hace que las pantallas de inicio y bloqueo resplandezcan, y el modo Cinema tiene una paleta natural para las películas. Es la pantalla de smartphone equivalente a tener tu pastel y comértelo.

Obviamente nos emociomnó cuando surgieron los (ya desmentidos) rumores de una pantalla 2K, pero mientras no fue con lo que acabamos sigue mantieniendo nitidez y hay ángulos de vista excelentes. No es la mejor de todas--el LG G2 ofrece una pantalla más grande, fotos más definidas y mejor contraste en un cuerpo pequeño. Pero el display del S5 sigue siendo absolutamente tremendo.

Gran cámara: 16MP, video 4K

El S5 es una cámara telefónica muy impresionante.

Para empezar, el autofocus es seriamente rápido. Samsung admite que su rapidez llega a los 0.3s; no podemos contar tan rápido, pero sabemos que es uno de los más veloces que hemos visto en un teléfono.

El sensor de 16MP captura colores correctamente, buen contraste y masas de detalle cuando se usa en exteriores con buena luz, así que es una cámara turista muy ad hoc. Su modo HDR mejoró y es uno de los mejores que hemos usado--su velocidad y resultados con luz truculenta se acercan a ser mágicos.

Pero en interiores es más o menos, y bajo luz tenue le sigue ganando cómodamente la visión nocturna del HTC One (M8) y el LG G2. Los colores se mantienen correctos pero las imágenes se ven muy granosas para usarse. ¿Hay zoom para tomas de paisaje? Si, inténtalo (después de todo, no es algo que puedes hacer efectivamente con la de 4MP en el One (M8)). ¿La cara de un amigo en un restaurante oscuro? No lo intentes.

Foco selectivo--la versión Samsung de la tecnología Lytro tan en boga hoy en día--ofrece enfoque cercano, lejano y para panear la cámara después de haber tomado la foto. El objeto debe tener una cercanía mínima de 50cm y, a diferencia del HTC, el modo tiene que ser selecciondo antes de tomar fotos. Pero aunque se base en software, con ningún sensor extra, funciona medianamente bien y es una función cool que llega un poco más arriba de los otros trucos culpables de Samsung.

La app misma ha sido simplificada también, con un gran problema: Samsung desechó su modo nocturno. Para tomas de luz tenue Samsung sugiere su nuevo modo de Picture Stabilization, pero está escondida como una pestaña en los ajustes principales del teléfono. Después de Auto, ésta será la función más usada, así que saltar obstáculos para llegar a ella es un desacierto.

En cuanto al video, el S5 se une al club del 4K junto con el Note 3--el pietaje se ve fluido y se ve tan elegante como la pantalla que lo proyecta. En la mayoría de los casos, basta con pietaje excelente en full HD.

Vean el monitor cardiaco del S5 en acción

 

Grandes latidos por minuto

El monitoreo cardiaco ha sido añadido a la app rediseñada de S Health, que de por si ya presume podómetro y secciones de ejercicio y monitoreo de comida. Una vez accesadas con la app empieza a hacer lecturas rápidamente, requiriendo sólo la presión de tu dedo en el sensor que está bajo la cámara trasera. Es muy acertado también--con un par de latidos por minuto del TomTom Multi-Sport Cardio.

Pero la belleza del monitoreo cardiaco es que permite entrenamiento más concentrado, y para que sea realmente efectivo necesita ser constante, como lo es con un reloj deportivo como el ya mencionado TomTom o el propio Gear Fit de Samsung.

Habiendo dicho eso, revisar tu ritmo cardiaco puede ser extrañamente adictivo (hasta viene con gráficas) y se convierte en otra función para presumir cuando muestres tu nuevo S5. Y S Health sigue siendo una gran herramienta gratuita para principiantes, con metas de rutinas, guías de audio y conteo de pasos.

Si estás frustrado con lo que es capaz de hacer S Health, Samsung anunció la integración de Endomondo que vendrá en camino (con todo y apps para el Gear 2 y el Gear Fit) así como planes para introducir más servicios de ejercicio como Strava en el catálogo de S Health de 2014.

El ejercicio es obviamente parte del esquema de Samsung y destaca mucho en el S5. Pero no vas a usar el teléfono sólo para eso.

Grandes huellas

El escaneo de huellas es una función increíble y futurista, especialmente en términos de pagos móviles, así que nos da gusto ver que Samsung se le unió a Apple en incluirlo.

La implementación no es tan elegante como con Apple--tendrás que deslizarte para abajo por encima del botón ovalado y a menudo verás que tus dedos se deslizarán del borde. Sin embargo, sí te permite registrar tus huellas para pagar apps de Samsung, autorizar transacciones de PayPal y accesar archivos privados en el teléfono. No hay integración de Google Play aún, así que esperamos verla en una actualización futura.

Gran batería

La duración de batería en el S5 es fuerte, igualando al repertorio usual de los mejores Androids al durar un día completo. No le llega tanto al incansable G2, que fácilmente dura día y medio no importa qué le metas. pero ese dispositivo sigue siendo una anomalía en smartphones que nos da miedo.

A diferencia del G2 o el HTC One (M8), la batería del Samsung es intercambiable. Para algunos significa un trato cerrado--si te organizas bien para cargar con un repuesto, es una característica para adorar.

Con una hora de escuchar playlists de Spotify offline, editar en Google Drive y revisar e-mails con 4G, la batería de 2,800mAh reducirá su poder a 30%. Hay un nuevo modo de ahorro Ultra Power, que limitará su uso a apps como teléfono, mensajes, internet y memo y cambia la pantalla a escala de grises. Es suficiente para que el 30% dure 3.3 días más, mientras que el 4% te dará media hora antes de que se apague.

Veredicto: Samsung Galaxy S5

Hay mucho por alardear en el S5--pantalla gloriosa, cámara impecable, apps en Multi Window, escaneo de huellas. Si la interfaz rediseñada y reconstruída dan alguna señal, Samsung se está tomando el diseño--de adentro y afuera--muy en serio.

Y sin embargo, aunque hace todo lo que esperas de un teléfono estrella, no da el 110% al grado de un HTC One (M8), que es un poco más elegante, estilizado y alegre de usar.

Pero se acerca mucho, sin embargo, y los fans de Samsung no tendrán razón para decepcionarse. El hecho es que es un smartphone a sólo milímetros de la grandeza. El problema de Samsung es que sus competidores se acercan bastante.

Stuff says... 

Samsung Galaxy S5 reseña

Grande, atrevido y lleno de tech, el Galaxy S5 es un súper teléfono hecho y derecho con fiera competencia
$12,379
Good Stuff 
Mucha potencia
Pantalla vívida y nítida
Cámara detallada
Muchas funciones
A prueba de agua
Bad Stuff 
Un diseño que pocos encontrarán hermoso
La interfaz confunde a veces
No es la mejor cámara en interiores con luz tenue
power
0
screen
0
build
0
apps
0
Camera
0