FIFA 16 vs Pro Evolution Soccer 2016

El nuevo FIFA es el mejor hasta ahora, pero también lo es el nuevo PES. ¿Cuál deberías comprar?

¿FIFAPES? Así es la eterna lucha. La única pregunta en los labios pamboleros de hinchas y gamers cada otoño.

En el último par de años, sólo ha habido una respuesta, con la franquicia lóngeva de EA robando cámara en cada gol.

Pero este año, algo ha cambiado. Han habido algunas quejas y decepciones con los acólitos de FIFA, mientras que los asiduos de PES orgullosamente declaran que la serie regresó a ser la mejor.

La verdad yace en algún punto intermedio y, después de jugar ambos títulos, sentimos que por fin podemos declarar un ganador.

Claro, no te diremos quién ahorita. Arruinaría la sorpresa. Primero necesitamos explicar los métodos detrás de nuestra locura. Así que intentemos desglosar y analizar las áreas que más importan.

Autenticidad

No les sorprenderá cuando digo que FIFA 16 limpia el piso con Pro Evolution Soccer 2016 en términos de autenticidad. No hay competencia aquí: es como ver al Barcelona jugar contra el Atlante. Sin ofender, atlantistas.

Sin importar sus fortalezas y el hecho de que viene con un manojo de torneos de copa con licencia, siendo la mejor de todas la Champions League, PES simplemente no puede competir con FIFA en cuanto al realismo.

En Pro Evo, la Liga Premier - aunque, por obvias razones, no se llama así - solo incluye un equipo con licencia, mientras que hay un conjunto de ligas que no incluyen ninguno. Lo peor es que algunas competencias, como la Bundesliga Alemana, por ejemplo, no han sido incluídas del todo. Sí, hablamos de la Bundesliga, hogar de muchos de los mejores equipos y jugadores del mundo. OK, si se incluyen el Bayern, Wolfsburg y Borussia Mönchengladbach, pero por separado.

Para complicar más las cosas, el equipo de comentaristas en PES rara vez describe lo que está ocurriendo en pantalla. Al menos los parlanchines de FIFA, aunque repetitivos, son acertados. Es algo que difícilmente le importe demasiado a los devotos de Pro Evo, que ya estarán acostumbrados a esta desventaja, pero para los novatos definitivamente los agarrará en curva y quizás los convenza de irse por un FIFA.

En cuanto a los jugadores mismos, ambos títulos hacen una labor tremenda de traer a las estrellas más grandes del balompié a la vida. Ronaldo, Messi, Robben (#noerapenal), Neymar, Bale y muchos más han sido reproducidos con exactitud, y también impresiona ver que se parecen en look y comportamiento a sus contrapartes reales.

Modo de juego

Aquí es donde todo se pone interesante. La verdad, es difícil comparar lo que ofrece el modo de juego de ambos esfuerzos, porque los dos títulos mantienen una idea distinta de lo que debería ser el futbol.

PES es un juego de ráfaga pura, lleno de pases nítidos y filosos y goles sorprendentes. Los porteros y la defensiva siempre se ven con ansias, lo cual, aunque frustrante al principio, sólo ayuda a darle más espectáculo a lo que se ve en tu tele.

También me gustaría mencionar un aplauso por la falta de sequías en la cancha, y este año Konami se aseguró de que cuando llueva, se inunde todo.

Del otro lado de la cancha, está FIFA. Mucho más conservador que PES, el equipo de EA Sports le ha dado énfasis en los pases mesurados y controlados, ataques candentes que ocasionalmente rugen de emoción y defensivas más truculentas de vencer que los orcos de Saruman.

Podrá sonar como un análisis negativo, pero déjenme asegurarles que no, no lo es. Sólo significa que FIFA 16 te reta en otras maneras. En vez de intentar descalificar a tu oponente con tiros mortales, tipo PES, necesitarás usar tu experiencia con las tácticas. Ah, y no creas que no puedes confiar en el ritmo de las superestrellas para triunfar - no es FIFA 15.

No; esta vez ls planificación, paciencia y persistencia son importantes - especialmente si quieres vencer a los porteros de FIFA 16 - pero solo significa que cuando finalmente rompas records o anotes un gol insólito, se sentirá más especial.

Online

Algunos de ustedes indudablemente estarán contentos de pasar sus días guiando a su equipo favorito a la gloria europea en Modo Manager o Liga Maestra - ambos siguen muy adictivos, por cierto. Pero nosotros en Stuff escogemos las cascaritas por una cosa, y una cosa solamente: ganarle a un chaval de 12 años en Luxemburgo y sentirnos como Pep Guardiola por ese período breve hasta que nos gane un puberto en Portugal. Jugando como SC Braga.

El disfrutar más de los momentos anteriores y menos de los últimos mencionados depende de dos cosas: tu habilidad y saber coordinarte en línea.

Durante nuestro tiempo con PES no tuvimos ningún problema en armar una reta, aún cuando buscas a alguien que juegue con controles manuales. El lag nunca fue un problema y, como mencionamos anteriormente, aunque la conexión se nos cayó una vez, no era tan problemático.

Nuestra experiencia con FIFA fue más frustrante. Pudimos encontrar retas con facilidad, excepto cuando decidimos buscar a alguien con ayuda de nuestro esquema de controles manuales. También mencionaremos que la conexión era buena cada que encontrábamos un oponente, pero eso no hizo que el esperar siglos para que el juego encontrara otro jugador manual menos atosigante.

Fuera de ambos modos que mencionamos, FIFA sobresale. El atractivo de Ultimate Team seguirá siendo el factor decisivo en muchas compras, y aún cuando myClub de PES es otro paso en la dirección correcta para la franquicia de Konami, le faltan varias puliditas y la profundidad de su competencia.

Y el ganador es...

Henos aquí reunidos. Para todos los que aman el futbol, es hora de nuestro veredicto. En términos deportivos, ha sido un desafío pie contra pie que vio cómo un lado se robaba tres puntos con un penal (que SÍ era penal). ¿El equipo victorioso? FIFA 16.

Lo se, ya puedo ver que estás haciendo muecas de desagrado, pero ¿la verdad? Aunque FIFA mantuvo su título, ha sido un buen año para PES. Diablos, ha sido un buen año, punto. Konami aseguró que su franquicia no es el equipo menos favorito, y si FIFA quiere permanecer en la cima el año entrante, deberá ver más baaax.