Apps contra el mal del puerco

Sabemos que después de comer sucede algo espantoso que a todos nos ha atacado más de una vez, ¡el mal del puerco! Te compartimos unas apps que te ayudarán a no caer en sus garras.

Si nombre médico en realidad es “marea alcalina” y sus principales síntomas son el sueño y la pesadez después de la hora de la comida, lo que provoca que tu ánimo y productividad disminuya considerablemente. Generalmente se debe a que te excediste en la hora de la comida, principalmente con la grasa, lo que pone al mil tu aparato digestivo y toda la atención de tu cuerpo ahí.

Para evitar que esto te suceda, te compartimos una apps que te ayudarán a mantenerte activo.

 

MyFitnessPal

Se trata de una aplicación con el que podrás estar al tanto de qué es lo que estás comiendo y sus cantidades, a fin de que no exageres con la grasa y además, las pierdas. Esta app podrá controlar las cantidades de proteínas,   carbohidratos y grasas de una forma sencilla con base a datos de la app.

 

Lumosity

Mantén despierta la mente con esta app que puede ayudarte estar activo pues tiene 25 juegos que ayudarán a tu cerebro a estar en el lugar en el que tiene que estar y con la mente trabajada y ágil. Te ayudará a asimilar todo lo que aprendiste en el día y aterrizar ideas. Descárgala gratis.

 

Sworkit

¡Actívate! Esta app te ayudará a hacer un poco de ejercicio en intérvalos aproximados de cinco minutos para que toda tu sangre se mueva y además ayudes a tu aparato digestivo a trabajar más y mejor. De verdad, hazlo. ¿Qué son cinco minutos contra lo que te resta de la jornada?

 

Fitbrainstrainer

Ok, tienes que tener el cerebro activo así que será un tanto complicado pero, si lo tienes en pleno trabajo duro, lo lograrás. El chiste de esta app, que está diseñada por neurocientíficos, ofrece algunas sesiones de entrenamiento cerebral y actividades lúdicas para que materia gris esté despierta.

 

Power Nap HQ

Si de planos necesitas tomar una siesta para sobrevivir  lo que resta de la jornada, esta app te va a ayudar a mantenerte en control y a no pasarte de los 20 minutos que, según expertos, necesitas para relajar el cuerpo, descansar y activarlo de nuevo.