¿Qué le va a pasar a Google Plus?

La red social a la que nunca nadie entendió realmente por completo

Google es ese gigante de la tecnología que pareciera nunca equivocarse. Sin embargo, parece que ha dado su primer gran tropezón.

Lanzado hace 4 años, Google Plus se presentó como una red social que prometía conectar a usuarios de Google a través de contenido menos vanal y superficial que al que estábamos acostumbrados en Facebook. Pero, ¿quién le dijo a Google que queríamos dejar de ver a gatos tocando el piano en Facebook o que necesitábamos un nuevo lugar para hacerlo, si en Facebook estábamos muy cómodos?

¿Te enteraste? --> El futuro de Facebook será la telepatía

 

Luego de convertirse en una red invasiva que prácticamente nos obligaba a conectarnos a través de Google+ prácticamente en todos lados, Google descubrió que la red social tendría que generar cambios radicales para seguir en la batalla (o simplemente dejarse morir). Ejemplo de esto es que a partir del 1 de agosto, ya no será obligatorio crear una cuenta en esta red para acceder a otros servicios de la compañía, tales como YouTube. Además de que Google ha confirmado que desde mañana, ya no estará disponible Google Plus Photos.

Es poco probable que Google tire por la borda todo lo que ha conseguido hasta hoy (aunque no sea tanto), por lo que desaparecer Google Plus no es una opción viable (al menos no por ahora), sino más bien transformarla. Todo parece indicar que convertirán esta red social en una pieza de sus múltiples productos, no en el centro de ellas. Esto requerirá una actualización en sus actuales aplicaciones. Por ejemplo, Google Plus Photos y Hangouts se convertirían únicamente en Google Fotos.

También se ha mencionado que las intenciones de Google apuntan hacia la transformación de Google Plus en Google Stream, en vista del auge de las aplicaciones que permiten transmitir en vivo. Aunque esto realmente no está confirmado.

Nuestra conclusión es que Google Plus no va a simplemente desaparecer, ya que sería lo mismo que intentar esconder un elefante en una habitación. Su salvación está en la evolución y en dejar atrás a Facebook, a Twitter y sus aspiraciones por convertirse en una red social.

Ahora lee esto --> Los Google Glass tomarán un segundo aire