Panasonic Lumix CM10: la cámara que desplazó al teléfono

Esto es lo que pasa cuando una cámara compacta de gama alta y un smartphone se destruyen entre sí

El Panasonic Lumix CM10 es el ejemplo perfecto de lo que pasa cuando una cámara compacta de gama alta y un smartphone de gama media se destruyen entre sí.

La Lumix CM10 es el sucesor del Lumix CM1 del 2014, un híbrido de teléfono inteligente/cámara que tenía la mejor tecnología de imagen de cualquier teléfono del mundo.

Pero ahora, el CM10 ha llegado para renovar al CM1, pero aquí hay un pequeño detalle, y es que este nuevo modelo se olvidó del teléfono, sí amigos, entendemos si hay tristeza en su ser.

El CM10 mantiene casi todas las características del CM1, ya que nos volvemos a encontrar con un sensor de una pulgada y 21 megapíxeles de tipo CMOS, que se hace acompañar de un procesador de imagen VENUS que le ayuda a gestionar tomas y vídeo.

Eso es absolutamente mucho para un teléfono inteligente (bueno, ya no sabemos si llamarlo teléfono), y cuando se combina con una lente Leica de 28 mm con un f / 2.8 de apertura, los resultados son algunas de las mejores fotos que podrás obtener de una cámara de bolsillo.

La grabación de vídeo 4K también la podrás encontrar, aunque es posible bajar a los 1080p a 30 imágenes por segundo.

Las otras características permanecen igual, así que podrás encontrar una pantalla de 4.7in con resolución FullHD, una CPU Snapdragon 801 y 2 GB de RAM.

El CM10 está equipado con Android y hay una ranura para tarjetas microSD para añadir almacenamiento adicional, una vez que se llenen los 16 GB de memoria interna con los que cuenta.

La CM10 se empaqueta en aluminio plata y el combo de cuero negro lo que la hace que se vea realmente elegante.

Ok, todo suena bien, hasta que descubres que Japón será el único país en donde se comercializará (por el momento); la Panasonic Lumix DMC-CM10 se pondrá a la venta el próximo 25 de febrero a un precio de 100.000 yenes, alrededor de $15,000, y crucemos los dedos para que esta belleza, toque suele mexicano.