Infiniti y Red Bull Racing queman llanta en México

No hubo bandera a cuadros pero sí mucha diversión

Más de 150 mil personas pudieron escuchar el rugir de los monoplaza del equipo de Red Bull el sábado pasado en el Zócalo Capitalino.

El lugar fue un hervidero y no era para menos, la fiebre por la Fórmula 1 en México está más encendida que nunca y con los pilotos Carlos Sainz (de Toro Rosso) y Daniel Ricciardo (de Red Bull) en el asfalto del Zócalo capitalino todo fue velocidad, adrenalina y fiesta.

La Catedral, el Palacio Nacional y las ruinas de las gran ciudad Azteca de Tenochtitlán sirvieron como fondo de lujo, en un escenario especialmente acondicionado de 1.2 kilómetros de longitud, en los cuales los monoplaza salieron a rodar y exhibirse ante la afición mexicana.

Ambos pilotos en plena temporada del Campeonato Mundial de Fórmula 1, se dieron una pausa en su apretada agenda para conducir el RB7 sobre el asfalto mexicano. El auto cuatro veces campeón del mundo, con su motor Renault V8 de 2400cc, pasó quemando llantas y dejando su huella a lo largo del recorrido. Pero eso no fue todo, ya que Daniel Ricciardo y Carlos Sainz (ambos pilotos), también emocionaron al público con las vueltas de demostración a bordo del modelo sedán de lujo híbrido de 360 caballos de fuerza, Infiniti Q50, en el Zócalo capitalino.

Daniel Ricciardo comentó al finalizar la exhibición: “Fue un gran día, los fans estuvieron muy contentos. Al final lo que importa es acercar el coche a todos los fans, que escuchen el sonido del motor y que vivan la experiencia”.

Esta demostración se realizó apenas seis días después del Gran Premio en Austria, y a poco más de cuatro meses antes del Gran Premio en México.

Si esta exhibición te emocionó tanto como el pago de tu quincena, entonces todavía estás a tiempo de comprar tus boletos para asistir al Gran Premio en México. Adquiere tus entradas en Ticketmaster, en su página web o en cualquiera de los Centros Ticketmaster de la República Mexicana, o acude a la taquilla 7 del Palacio de los Deportes. No te quedes fuera de experimentar la adrenalina y la velocidad de la Fórmula 1 en México este primero de noviembre.