Nokia planea elaborar teléfonos de nuevo a finales del 2016

Una vez que las restricciones con Microsoft se desplomen, podríamos ver una vez más el nacimiento del antiguo Nokia

Nokia gobernó una vez en el mundo de la tecnología, pero no pudo mantener el ritmo cuando los teléfonos inteligentes táctiles entraron en el juego -a pesar de que produjo algunos buenos dispositivos como el Windows Phone. Después vendió su división de hardware a Microsoft, pero ahora parece ponerle fin a esa saga.

El sitio Recode informó que la compañía esta planeando en secreto entrar de nuevo al juego de los teléfonos inteligentes tan pronto como sea posible -en este caso sería a finales del próximo año. ¿De qué se quiere prevenir la compañía finlandesa al querer entrar en la competencia tan pronto?

Tal vez del trato con Microsoft. Microsoft pudo haber dejado de usar la marca Nokia desde el año pasado, pero los términos del acuerdo dicen que Nokia no puede hacer y vender sus propios teléfonos este año, ni puede licenciar su nombre para otra empresa hasta el tercer bimestre del 2016.

Es la última opción que probablemente Nokia persiga. Tras deshacerse de su negocio de hardware y sin ganas de gastar, pero con la intención de escalar de nuevo, Nokia se informa, diseña productos y trata de encontrar algún socio para su fabricación y comercialización. Es exactamente lo mismo que la compañía hizo con su actual tablet N1, la cual se parece a la iPad Mini pero corre con Android.

Apenas la semana pasada, Nokia anunció que esta trabajando en la adquisición de Alcatel-Lucent para darle una ventaja en el mercado de la tecnología de red, y esta buscando la posible venta de su división Here Maps. Pero el proyecto de teléfonos y tablets viene de Nokia Technologies, el brazo de la empresa que gestiona sus más de 10,000 patentes y desarrolla silenciosamente nuevos proyectos con regularidad.

Nokia tendrá algunas luchas para hacer que sus dispositivos impresionen en medio de la competencia actual. La disminución de hardware de la compañía de teléfonos fue difícil de ver, sobre todo para aquellos que dependían de sus anteriores esfuerzos. Tal vez ahora se tomen un respiro para cambiar la perspectiva de Nokia y comprobar su beneficio a largo plazo. De cualquier manera, no podremos esperar a verlo.