Google se une a la búsqueda de "Nessie"

Google hace un reconocimiento en el lago Ness para dar con el monstruo marino

Nessie como muchos lo llaman te resultará un nombre peculiar, ya que hace unos 81 años, este nombre no dejaba de aparecer en los principales diarios del mundo. Se le nombró como monstruo y su nombre se debe al lago dónde según una foto hecha por Robert Keneth Wilson fue hallada esta bestia marina y ese es el lago Ness.

Desde 1925, Nessie o el monstruo del lago Ness, se había dejado ver al menos una vez cada año, pero desde 2013 no hay indicios de que este monstruo siga habitando dicho lugar, y aunque sabemos que quizá todo sea una mentira, los mitos y leyendas que rodean este bestia marina, logran ser hasta hoy, parte de la ciencia ficción y motivo de muchas historias que incluso han inspirado programas enteros a develar toda la verdad acerca de este ser.

Es por eso que Google, se ha montado en la búsqueda de este animal, monstruo o bestia marina; y para ello desplazó a un equipo para que bucearan por las profundidades del lago, capturando una gran cantidad de imágenes durante su recorrido. Mientras, en la superficie, un barco hacía lo propio a lo largo de los 37 kilómetros.

Pero no tienes que ir hasta Escocia para hallar a este pequeño amigo marino, ya que Google te ayudará si quieres unirte a la búsqueda, con su aplicación Street View, igual y en una de esas tienes más suerte que muchos investigadores, y, bajo esa idea, hoy sumó nuevo contenido que permite visitar el conocido como Lago Ness en Escocia.

La publicación del contenido coincide con el aniversario número 81 de la publicación de la "fotografía del cirujano", una imagen capturada en 1934 que supuestamente muestra al monstruo del lago Ness asomando su cabeza y cuello pero que, años después, fue comprobada como una falsificación. Desafortunadamente, la "impactante" imagen resultó ser una cabeza de plástico colocada encima de un submarino de juguete.

Google emprende esta campaña, con motivo de rendirlo homenaje a 'Nessie' todo ello con la intención de que la popularidad del monstruo no decaiga, ya que en la zona representa una increíble atracción turística (cuando no hay neblina).

El hábitat de Nessie es el lago Ness, que se extiende a lo largo de 37 kilómetros al suroeste del pueblo de Inverness en Escocia y aunque no es el mayor lago de estas tierras por superficie ni profundidad, es el que tiene mayor volumen de agua y una no despreciable profundidad de 243 metros, lo que ha generado toda una serie de mitos acerca de la existencia de un ser en el lago.