Audífonos en un dos por tres

Este cacharro a pesar de parecer muy sencillo, promete dotar a tus oídos de una fidelidad de sonido única

La construcción de los audífonos tiende a ser un proceso largo, complicado y muy aburrido, debido a que cada par se compone de al menos 50 elementos (cables y más cables). Sin embargo un nuevo proceso de fabricación llamado roll to roll está construyendo audífonos que son simples, delgados y fáciles de producir, tanto que pareciera que los podemos fabricar con algún juguete “Mi alegría”.

Todo el proceso se lleva a cabo en un sólo rollo de plástico que luego se imprime, incrustando materiales conductores y otras tecnologías a lo largo de la línea de proceso y montaje. Estos audífonos no requieren de cables ni de un moldeo por inyección ni de tecnología casi extraterrestre.

Sólo basta acomodar todos sus componentes, montarlos, y después sellarlos con calor, para que por fin obtengas un tesoro auditivo.

Estos audífonos solamente se componen de ochos partes, sí, escuchaste bien, ocho partes. Esto gracias a su diseño, el cual fue realizado por Maxieme Loiseau. Estos audífonos producen un sonido comparable al de cualquier otros audífonos regulares, y el nuevo “Roll to roll” contiene un altavoz basado en la vibración de una célula piezo-eléctrica que pasa a través de circuitos de 1 mm de espesor, que genera sonido mediante el uso de electricidad almacenada en sustancias Crystalised.

Delgados, sexys y muy sencillos, así resulta el diseño de estos audífonos que involuntariamente podrían ser el futuro no muy lejano de la moda que se instale en nuestros oídos.

 

[Source : FastCo Design]