¿Es este un Moto G para quienes quieren Windows y una pantalla gigante?

Ésa parece ser la idea detrás del Microsoft Lumia 640 XL: darte una experiencia Windows libre de compromisos sin tener que pagar mucho por todo.

Con un precio de 189 euros (apróximadamente $3,170), parece ser que Microsoft recobró su estrategia de teléfonos con presupuesto de vuelta en marcha después de algunos modelos baratos y deplorables del año pasado.

Lo que obtendrás es un display de 5.7" y una cámara que parece lo suficientemente buena, cuando Samsung podría cargarte casi lo doble por un dispositivo así.

Suave como el plástico

Sin embargo, nada cambia mucho en el departamento de diseño con los teléfonos más baratos de Lumia. El Lumia 640 XL es un teléfono de plástico con carátula trasera clásica de una pieza. No es uniforme, y esa carátula probablemente se romperá si tiras el teléfono. Pero si provee una linda y suave curva por atrás.

La serie de Lumia hizo del color una opción estándar entre los teléfonos baratos, pero ahora Microsoft parece haber asentado sus opciones. Puedes obtener el Lumia 640 XL en naranja, azul, blanco o negro. Si esperas algo más exótico, olvídalo.

La versión que vimos tiene un acabado suave en matte, evitando una sensación chafa que le da una carátula trasera muy brillosa. Es muy grande, sin embargo: mantente lejos si no deseas un teléfono que perturbe la palma de tu mano.

Usar una carátula removible también significa que Microsoft pudo esconder la ranura SIM. No es un teléfono feo. Y Microsoft ayudó a poner el botón de encendido al lado para asegurarte de que no lo alcanzaras desesperadamente por encima del dispositivo.

Peso digno de notarse

Aquí el evento principal es la pantalla. Éste será uno de los teléfonos más largos que puedes tener en ese precio, ofreciendo 5.7" de espacio LCD, igualando al Galaxy Note 4. No es un display magnánimo, y su resolución de 720p no tiene la densidad de pixeles para ese efecto Retina de 'no puedes ver los pixeles', pero no está mal tampoco.

No es realmente exigente a menos que estés buscando qué criticarle, y a diferencia de algunos de los Lumia más baratos, sus colores son bastante buenos.

Trabajando bajo presión

Con su llegada el próximo mes de abril, el Microsoft Lumia 640 XL usará Windows Phone 8.1 para empezar, antes de actualizarse a Windows 10 más tarde en el año. En términos de software no hay muchas sorpresas aquí.

El Lumia 640 XL si se siente lindo y agradable de operar, que nos reconforta después del par de negligentes teléfonos Windows que hemos usado los últimos 12 meses. Trae procesador Snapdragon 400 de cuatro núcleos a 1.2GHz con 1GB de RAM - así que no excede en especificaciones y se queda una generación atrás del lote, pero no nos sorprende dado su precio. De todos modos, en uso parece que mantiene Windows 8.1 funcionando debidamente.

El efecto Zeiss

Donde vemos signos de desarrollo más obvios es con la cámara. Primero, el Microsoft Lumia 640 XL tiene un lente Carl Zeiss donde los comprables Lumias han tendido a la presencia de óptica normal y poco llamativa. También hay un lindo sensor de 13MP en alta resolución y un bonche de funciones en la cámara para tu aprecio.

El más importante es algo que hemos querido por siglos: HDR adecuado. El modo de captura rico en detalles supuestamente combina múltiples exposiciones para darte más detalle en las sombras y puntos importantes que las fotos típicas. Y además da un paso más allá que la mayoría, capaz de combinar tomas con y sin flash: hay un sólo flash LED en la espalda.

¿Es esta la próxima generación de HDR que hemos esperado? Nos mostraron un par de demos del modo en acción, pero nos estamos reservando nuestro juicio hasta que lo veamos por nuestra cuenta.

Veredicto inicial

El Lumia 640 XL sugiere que Microsoft está intentando retener su reputación por ser una compañía que ofrece teléfonos decentes fuera de sus modelos principales. Hacer un buen teléfono que cueste $8,000 es una cosa, pero sacar el mismo resultado con $3,000 es otro asunto distinto.

El formato de 720p está un poco alejado con 5.7", el precio es correcto y nos alejamos bastante del desastre pixeloso de sus hermanos Lumia más grandes. ¿Un teléfono con pantallota y ergonomía pequeña de Windows Phone? ¡Venga!