El diseño minimalista y circular del Motorola 360 se destaca por encima de los diseños cuadrados gracias al simple hecho de que verdaderamente parece... un reloj.

La razón de que comparemos el LG G Watch R con uno de sus rivales es para demostrar que el smartwatch de Motorola ha sido saboteado. A pesar de eso no ha tenido mala suerte, ya que nadie había hecho lo mismo. Hasta ahora.

Desde el momento en que LG anunció el G Watch R, fue considerado como un rival con potencial. Ahora que lo podemos tener en nuestras manos estamos ansiosos por saber si puede superar al Motorola 360.

La moda ya no es ser cuadrado

Sería magnífico que el G Watch R no fuera tan abultado como se ve en las fotos, y que al portarlo no se viera desproporcionado de acuerdo con el tamaño de nuestras muñecas, pero no es así. No podemos llamarlo propiamente delgado y elegante ya que se siente demasiado grande.

En lugar de adoptar un enfoque minimalista y refinado como el Moto 360, LG ha caído en el síntoma del skeumorfismo, tratando de que se vea como un reloj digital “normal”, debido a que un bisel demasiado grueso de alguna manera da la impresión de no tratarse de un reloj real.

Por otro lado, el Moto 360 presume de ser futurista y diferente. El G Watch R no es feo ni ofensivo, y no tenemos problemas al portarlo. Finalmente hace exactamente lo que un reloj debería hacer, pero su diseño hace que prefiramos el 360. 

En las manos el G Watch R se siente sólido y bien fabricado, con una carcasa resistente de metal que pareciera como si resistiera cualquier golpe e impacto. Al igual que el 360, tiene una falsa corona en la parte lateral que en realidad sirve como botón de encendido y reposo. Tiene una gran cantidad de ajustes, sin embargo esta corona no ofrece ninguna funcionalidad adicional comparada con la del Apple Watch que puede actuar como un controlador de zoom. 

 

Al darle la vuelta a tu G Watch R podrás encontrar un plástico simple y áspero. No es tan emocionante y radiante como el del Motorola 360, pero una vez más -no tiene porque serlo- es algo que nunca vamos a ver.

Su correa es de cuero auténtico y se siente muy bien, pero al principio es un poco duro. Por otro lado, el Motorola 360 se siente bien hasta que se rompe la correa en una o dos semanas, aunque se espera que pase lo mismo con la del G Watch R.

Ante la competencia con el Moto 360, el G Watch R tiene la ventaja de ser compatible con las correas de tamaño estándar, así que podrás intercambiarla por una de metal o caucho cuando lo desees.

Su índice de protección es de 67, lo que significa que lo puedes sumergir en el agua hasta por 30 minutos, aunque evidentemente no es recomendable hacerlo. ¿Qué pasa con las salpicaduras de lluvia o cuando te lavas las manos? Por eso no hay problema. 

Una pantalla totalmente circular

Aquí es donde el G Watch R resalta, su pantalla OLED es realmente circular, no como la del Moto 360 que se corta en la parte inferior con el botón que controla la pantalla, tal detalle no es el fin del mundo, pero los aficionados a los gadgets lo verán como una anomalía, provocando que el LG sea música para nuestros ojos. 

En efecto, es más pequeño que la pantalla del Moto 360 de 1.3 pulgadas, y tiene un bisel más grande para garantizar su forma circular por completo, pero su visión de 360° hace que eso pase desapercibido. ¿Se puede considerar al LG como un reloj de 360°?

En cuanto a sus especificaciones, debemos mencionar que tiene 320 x 320 de resolución en la pantalla (245ppi), lo cual suena como si no fuera mucho, incluso dista mucho de lo que nos encontramos en los smartphones. En práctica esa cualidad no causa ninguna desventaja, ya que se puede leer la hora, texto y distinguir iconos sin ninguna molestia.

Comparada con la pantalla del Moto 360, la del G Watch R resulta mejor. La pantalla OLED del LG permite apreciar negros más profundos superando los negros grisáceos del 360.

Motorola podía haber logrado lo mismo si hubiera usado un bisel más delgado.

Los iconos y el texto son un poco más pequeños en la pantalla del G Watch R, por lo que tiene más nitidez, aunque sólo te darás cuenta de esto si comparas ambas pantallas a detalle.

Uno de los beneficios del Moto 360 y que lo hace estar por encima del G Watch R, es su modo de brillo automático, accionado por un sensor de luz automático, que el LG no tiene. Sin embargo, en la práctica no se nota una diferencia drástica entre el ajuste de brillo de cada uno.

Ambos relojes comparten legibilidad similar a la luz del aire libre, aunque el modo de luz ambiente del G Watch R es ligeramente más brilante que el 360.

En general, la pantalla del G Watch R es una de las mejores que hemos visto, compensada por su tamaño ligeramente más pequeño, su bisel grande que ayuda a dar una hora más exacta, fácil legibilidad y su forma completamente circular.

Batería de gran duración

LG ha dotado al G Watch R con una batería de 410mAh, más grande que la del Moto 360 de 320mAh. Su procesador, mucho más reciente también, es más eficiente que el chip del Moto 360, lo que significa que tiene más durabilidad de batería.

Sin embargo, durante el primer día estuvimos un poco en desacuerdo: el G Watch R parecía descargarse más rápido. Todavía no estamos completamente seguros de porque sucedió esto, pero se estará vigilando la situación y se actualizará la información si sucede de nuevo. No obstante, para el resto de la semana la vida de la batería mejoró.

Aqui esta el caso que se estudió:

Comenzamos un día de trabajo con una carga de 100%, usandoló durante todo el día para leer, eliminar decenas de emails, revisar notificaciones de WhatsApp, Slack e Instagram e incluso manipulamos el brillo por un rato. Rápidamente pasaron 16 horas y aún se conservaba un 45% restante. Algo impresionante.

No nos molestamos en cargarlo por la noche, pero tampoco lo apagamos y por la mañana tenía el mismo 45%. A la 1:30 pm aún conservaba un 27% restante.

Durante este tiempo, se estableció el brillo de la pantalla a dos (de un máximo de seis) para la mayoría del tiempo, lo suficientemente brillante como para leer cómodamente;

Incluso, automáticamente se estableció en el modo de bajo consumo el cual se activa después de unos segundos de inactividad, para esto la pantalla del reloj se pone en blanco y negro (lo cual puede ayudar a ampliar aún más la batería, esto gracias a su pantalla OLED), hasta que llega una notificación o lo manipulamos. Podrías extender la batería poniéndolo en modo apagado, esto haría que la pantalla se ponga en blanco hasta que el dispositivo detecte que estas buscando algo o interactúando con el. 

No conseguirás que la batería se acabe por lo menos durante dos días en condiciones normales de uso, en especial si eres cuidadoso. Conseguir que te rinda un día completo no debería ser un problema -y eso es más de lo que se podría decir de la mayoría de los dispositivos con Android Wear.

¿Entonces cuál es la comparación? El Moto 360 luchó para que su batería durará por un día con su pantalla ambiente en nuestra primer prueba. Después una reciente actualización de software, la vida de la batería incremento hasta el 45% y ahora dura facilmente un día sin importar el modo de pantalla que elijas. Una segunda actualización de batería mejoró su rendimiento. 

Si la idea de una pantalla en blanco a las 10 de la noche te llena de terror, el G Watch R es la mejor opción por encima del Moto. Normalmente puede pasar por un período de cinco días y hasta una semana de uso ligero. Esto es lo que llamamos una verdadera resistencia súper estrella.

Un reloj que corre rápido y de manera perfecta

Estamos muy contentos de informar que no hemos encontrado ningún retraso, tartamudeo o comportamiento errático en el transcurso del tiempo con el G Watch R.

Su sistema operativo Android Wear, corre fluidamente y las notificaciones llegan al instante sin ninguna complicación. Esto en contraste con el Moto 360, en el que sí se muestran algunas señales de tartamudez y notificaciones atrasadas.

Esto se podría deber a la potencia del procesador. LG ha optado por un procesador más potente de 1.2GHz de cuatro núcleos Snapdragon 400, poniendo en apuros al Moto 360 con un procesador de 800 MHz de un sólo núcleo Texas Instruments OMAP3630.

Uso placentero

No nos vamos a detener en detalles del sistema operativo, ya que suponemos que ya sabes lo suficiente sobre Android Wear. Así que aquí está una guía para aquellos que sólo quieren lo principal.

Una de las características más útiles de un smartwatch es su capacidad para recibir notificaciones sin tener que sacar tu teléfono, de este modo las puedes checar de un sólo vistazo.

De esta manera, evita que cuando estes con una persona la ofendas al estar revisando constantemente tu teléfono sin prestarle atención; un vistazo rápido a tu smartwatch es mucho más sutil. Aunque tal vez tu compañero tenga la misma obsesión de hacer uso de su teléfono para publicar fotos o revisar notificaciones.

La mayoría de las personas son bombardeadas con cientos de mensajes totalmente irrelevantes durante el transcurso de la semana, y  como todos, seguramente odiaran tener un gran número de mensajes sin leer o la bandeja de entrada saturada. Android Wear te ayuda a que liberes tu bandeja de entrada de manera fácil.

Si eliges abrir tus notificaciones desde tu smartwatch te será útil para ahorrar tiempo. Aunque dependerá del tipo de acción que vayas a realizar para considerar si lo checas desde tu reloj o desde el teléfono. Por ejemplo, si recibes un mensaje de WhatsApp podrás elegir si lo abres desde tu teléfono para que respondas al instante con el teclado adecuado.

También puedes responder desde el G Watch R usando una función preestablecida o el dictado de voz, pero dependerá de tu comodidad.

El reconocedor de voz de Android Wear es bastante bueno, siempre y cuando te apegues a nombres fáciles y frases sencillas. En caso de no ser así, será mejor usar el teclado de un smartphone, ya que con todos los signos de puntuación que ofrece el reconocedor de voz tus amigos pensarán que te has convertido en un robot sin emociones.

¿Qué pasa con los comandos de ‘Ok, Google’? Generalmente funcionan bien. Le podrás preguntar a tu G Watch R por direcciones o pedirle un recordatorio sin ningún problema. El inconveniente es hablar en público con nuestra muñeca de la mano, lo cual en ocasiones resulta penoso.

El monitor de frecuencia cardiaca del G Watch R también parece funcionar bien, pero preferimos la aplicación incorporada en el Moto 360 que mide el pulso durante todo el día y además da un pronóstico semanal sobre el funcionamiento del corazón.

Algunas aplicaciones útiles

Android Wear tiene algunas aplicaciones de poca utilidad, pero tiene aplicaciones que sí la tienen. A continuación te mencionamos algunas.

El Wear Mini launcher permite que accedas fácilmente a tus aplicaciones con sólo deslizarte y sin tener que buscar a través de una larga lista en el menú.

Por otra parte, son de gran utilidad el ajuste de brillo y volumen de los controles, de los cuales el segundo está ausente en Android Wear. ¿Por qué Google nos dará el poder de controlar la música y no el volumen? 

Wearable Widgets es una aplicación que permite utilizar cualquier widget como pantalla inicial, duplicarlos o usarlos en algún otro smartwatch.

Algunas otras aplicaciones son Strava y Endomondo disponibles para los fanáticos del deporte y ejercitamiento.

Cada vez Android es usado por más personas, por lo que esperamos ver una lista más amplia de aplicaciones y que ofrezcan mejores funciones para las personas.

Sin problemas de carga

LG ha optado por cargar la batería a través de clavija o puerto USB, a diferencia del Moto 360 que carga de forma inalámbrica. La carga inalámbrica es futurista a comparación de la del LG, el cual hace enfásis al hecho de ser portátil. 

De lo único que tienes que preocuparte es de conectar adecuadamente la clavija, pero ¿eso se puede manejar, cierto? 

Veredicto

El G Watch R no ganará muchos concursos de belleza y menos si compite con el Moto 360.

Pero ese es su único defecto, ya que su pantalla OLED de plástico ofrece negros profundos, texto nítido y buena visibilidad, además de que es completamente circular. 

La vida de la batería es tan buena como Android Wear, el G Watch R dura fácilmente día y medio con una sola carga.

Si no sabes entre cual smartwatch escoger tendrás que valorar tus prioridades: si quieres algo bonito en la muñeca, la opción es el 360; si la apariencia no te molesta, el LG será el elegido.

No debemos olvidar el costo tampoco. El Motorola 360 tiene un costo aproximado de $4500. El G Watch R esta a la venta aproximadamente en $5000, un poco más caro que Android Wear, pero no por mucho. Ambos cuestan más que un smartphone económico, el Moto es más barato a menos que elijas la correa de acero inoxidable. Dependerá de cuánto desees gastar, así como tus gustos y necesidades.

Después de todo, se trata de considerar que es un dispositivo que estará a la vista de los demás durante la mayor parte del día y no en un bolsillo. Hay que ver bien. Pero para aquellos de ustedes que quieren lo mejor en rendimiento, el G Watch R es el nuevo campeón.

Stuff says... 

LG G Watch R reseña

Puede no ser tan atractivo como el Motorola 360, pero el G Watch R sobresale en diferentes áreas de su funcionamiento
$5,000
Good Stuff 
Excelente pantalla totalmente circular
Batería de gran duración
Rendimiento perfecto
Bad Stuff 
Carece de diseño en su apariencia
Necesita un soporte de carga
design
0
smarts
0
battery
0
screen
0
apps
0