Algunas personas creen que la calidad y la cantidad están inextricablemente unidos, y si un juego tiene menos de 50 horas de juego se sienten estafados.

Nosotros no somos ese tipo de personas. Nosotros creemos que la calidad de la experiencia es lo que cuenta, sin importar cuánto dure.

Aún así, tenemos nuestros inconvenientes con la brevedad de The Order: 1886.

Es algo más que longitud

Realmente no se trata de que sea corto, sin embargo podemos entender por qué el pagar casi mil pesos por un juego que dura escasas ocho horas (y podemos decir que nos lo tomamos con mucha alma cuando jugamos), podría molestar a cualquiera.

Claramente evitaremos los spoilers, pero la escena en que el juego se difumina en negro es el punto que parece llevarte realmente dentro de la historia. El juego termina cuando parece que apenas va empezando, dejándote con la sensación de que jugaste una precuela o una historia de los orígenes de un título más completo. Se siente un poco como ver el piloto de una gran serie de televisión y luego darte cuenta que tienes que esperar dos para ver el siguiente episodio.

Con el juego siendo tan lineal y teniendo una gran carencia de coleccionables, hay pocos motivos para volver a jugarlo, y la falta de cualquier tipo de multijugador u horda, significa que una vez que jugaste ocho horas, probablemente ya terminaste por completo.

Caballeros vs hombres lobo

Es una pena que al final del juego termines sintiéndote vacío y decepcionado, porque realmente lo que acabas de jugar realmente te ha hecho vivir una experiencia muy disfrutable.

El concepto es divertido desde el comienzo, ¿caballeros contra hombres lobo? Cuenten con nosotros. Sin embargo, en la profundidad de la historia, las voces y la forma de lo puntos más emocionantes de la trama y el fondo son alimentados muy sutilmente durante el modo de juego, hacen que la intriga sea mayor. En el juego hay pociones que curan tus heridas, sugiriendo que la batalla entre los protectores de la humanidad y los hombres lobo ha ocurrido durante mucho tiempo. Mencionando el tema del tiempo, ¿qué hacen éstos caballeros en el Londres victoriano? Y, ¿de dónde sacaron esas armas tan sofisticadas? Todo será revelado de una forma muy sutil mientras se cuenta la historia.

Nuestra única queja es contra la manera en que se cuenta la historia, con el uso de regresiones para el primer capítulo. Honestamente, ¿no es este un recurso demasiado utilizado hasta ahora? Es una técnica de acercamiento que resta suspenso a los capítulos restantes, simplemente porque sabes que algunos personajes que aparentemente están en riesgo, sobreviven, por el hecho de que aparecen en la precuela del capítulo anterior.

La ciudad es la estrella

Aunque también te impactarán algunos de sus personajes. Juegas como Sir Galahad, el fuerte, leal, y estoico hombre que además es el centro de un escuadrón de veteranos, entre los que se encuentra Sir Percival, un fuerte prospecto amoroso para Lady Igraine, y el parisino Marquis de Lafayette. Esencialmente las base obvias están cubiertas y la interacción entre los personajes se disfruta mucho gracias a la escritura inteligente y las exquisitas escenas animadas (cinema display).

La presentación en general es gloriosa. Se trata de una recreación del Londres victoriano que cautiva con sus detalles y autenticidad. Hay una textura palpable en todo (el escenario no sólo se ve como Londres, se siente como Londres).

Sin embargo, hay algunas formas en que el encanto se rompe, con las franjas negras en la parte superior e inferior de la pantalla te hará sentir que el espacio está siendo desperdiciado. Ready At Dawn, la desarrolladora del juego, dirá que estos recursos fueron utilizados para hacer que todo se sienta más cinemático, pero la verdad es que siendo un juego gráficamente tan demandante, los programadores siempre aprecian pedazos de color negro en los que no hay que poner nada.

Los NPC (non-player character, por sus siglas en inglés y personaje no-jugador en español) son un tema. Mientras vas caminando por la calle te encuentras con civiles rondando por ahí. Al principio esto se siente como si le diera vida al videojuego, pero al poco rato se siete como un parque de diversiones con robots (cuando te acercas a alguien hacen una pequeña actuación y luego se quedan parados como robots en espera de recibir indicaciones). No puedes interactuar con ellos, ni siquiera para buscar un pleito inocente cuando te sientes aburrido, que son la clase de cosas que a todos nos gusta hacer en este tipo de títulos.

Bombas en las calles de Londres

Los hombres lobo pueden ser un buen enemigo, pero la mayor parte del tiempo te encontrarás peleado con habitantes molestos de Londres. Estas riñas se sentirán familiares para quienes hayan jugado Gears of War anteriormente, ya que cuentan con el mismo comando de presionar un botón específico para cubrirse cada vez que aparece repentinamente en la pantalla.

Es un sistema bastante familiar (tal vez demasiado), pero está potenciado con increíbles armas, explosiones dramáticas y efectos sólidos de sonido. Las armas ficticias encajan muy bien en la historia también, son espectaculares y un poco exageradas, pero de alguna forma se sienten precisas para la historia. El rifle explosivo es particularmente un placer. Cuando llevas esta arma tu primer disparo genera pequeñas explosiones, creando nubes de humo alrededor de tus enemigos, luego presionas el botón secundario y lanzas una llamarada que incendia la nube y todos los que estén alrededor caerán en llamas.

A pesar de todo esto, hay muy poca flexibilidad en el combate. Los ambientes generalmente son apretados y un poco encerrados, lo que te da muy poco espacio para flanquear a tus enemigos. A veces, (más de las que nos gústaría hay lugares en losque puedes resguardarte, te tomas una poción para regenerar tu salud, los enemigos se mueven de su posición y ¡bum! sales para eliminarlos. No hay muchaposibilidad de variación o experimentación.

Cuando se trata del combate contra especies no-humanas, te encuentras con un patrón muy rígido, o se trata de un jefe y todo se convierte en una escena cinemática interactiva. El final es bueno si te gustan este tipo de cosas, aunque esos eventos que te cortan el momento de juego pueden ser un anatema para muchos gamers.

Veredicto: The Order: 1886

Suena como si realmente no hubiéramos disfrutado este título, pero eso no es completamente cierto. Disfrutamos cada segundo de juego, los personajes, la presentación es increíble y la historia es una funcionó para nosotros.

Sin embargo, es un juego muy difícil de recomendar. Se siente como un "medio juego", o tal vez menos, de hecho. No necesariamente porque sea corto, sino porque solamente cuenta el inicio de una historia, y es difícil imaginar que alguien disfrute de esto.

Seguimos esperando que haya una secuela (o varias) y nos emociona pensar en este título como una serie. Esa es la forma en que hoy se juega The Order, y aunque se trata de un buen título, te quedarás con ganas de más.

Stuff says... 

The Order: 1886 reseña

Disfrutable mientras dura, aunque algunos se sentirán satisfechos con el final prematuro de The Order
$900
Good Stuff 
Diseñado cuidadosamente del alternativo Londres victoriano
Concepto interesante y manera inteligente de contar la historia
Valores de producción por las nubes
Bad Stuff 
Termina muy pronto sin tener una conclusión o darnos satisfacción
Muy lineal
No hay modo multijugador o valores de repetición
Graphics
0
design
0
depth
0
addictiveness
0

Liked that? Read this...