El FDM (modelado por deposición fundida) y el SLA (estereolitografía) son las dos técnicas más utilizadas en la impresión 3D. Hoy, estos acrónimos representan tecnologías competitivas que, en el mundo de la impresión en 3D, tienen una rivalidad de proporciones América vs Chivas.

El FDM es un método que lanza plástico a chorro y que además es utilizado por la mayoría de las impresoras 3D que hoy están disponibles para gente normal como tu y yo.

El segundo, el SLA, tiene un manejo más controlado con ayuda de láser, una tecnología industrial que de hecho ha estado funcionando desde finales de los ochentas, pero es hasta ahora que hace su aparición en las impresoras Formlabs Form 1+. Y que podría ser la tecnología que vuelva más accesible a la impresión 3D.

Ponte tu bata blanca

Así que, ¿cómo funciona el SLA? Requiere construir una impresión en 3D capa por capa, usando un láser para endurecer la resina sensible a los rayos ultravioleta. Es una técnica muy común en procesos industriales y que siempre ha sido utilizada para construir máquinas más costosas y de uso comercial.

Más que la mayoría de las impresoras 3D de consumo, incluso más que la CEL Robox (que funciona con FDM) el Formlabs Form 1+ se ve como una máquina finamente pulida en lugar de un proyecto de construido en el garage. De hecho, parece que pertenece a un laboratorio de alta gama en alguna parte (el nombre de la empresa tiene sentido ahora).

Comenzar es como un experimento de ciencias. La máquina en sí misma se puede conectar vía USB a tu computadora y ser controlada con la aplicación Formlabs PreForm. Pero antes de que empieces a imprimir, tendrás que cargar el tanque con mucha resina y construir una plataforma. El tanque de resina está hecho del mismo acrílico de color naranja que se encuentra en la parte exterior de la impresora y tiene una base de silicón casi transparente.

Aquí es donde trabaja el láser, así que mantener la estructura de acrílico libre de manchas de dedos o tierra es imperativo. Una vez que esto esté hecho, es hora de ponerse los guantes de hule, sacar la resina foto sensitiva y cuidadosamente rellenar el tanque hasta la marca donde está la flecha.

La pantalla del Form 1+ display te dirá que cierres la compuerta (para prevenir que entre mucha luz en el compartimento donde está la resina y se endurezca antes de lo deseado), Pero antes de que cierres esta compuerta, necesitaras fijar la plataforma de metal, que se ubica debajo del tanque de resina, listo para sumergirse en el líquido viscoso y comenzar a trabajar.

Software

El software PreForm es bastante simple comparado con los de las impresoras de FDM, en parte porque hay menos parámetros que ajustar, no hay temperatura qué medir ni ventiladores qué encender. Simplemente tienes que cargar tu archivo STL, decirle qué resina estarás usando, elegir un grosor entre 0.025mm y 0.1mm (o 0.2mm para impresiones más rápidas con resina más clara). De aquí, tú podrás auto-generar tu propio material de apoyo y comenzar a imprimir.

Hay sólo un control en el Form 1+, un sólo botón al lado del display de LED. Prende y apaga la máquina, comienza a imprimir, pausa e incluso cancela la orden, dependiendo del contexto de la visualización. Cuando envíes un archivo a imprimir a la impresora, la máquina te dirá cuántas capas están cargadas (cuando están todas cargadas, puedes dividirlas desde la computadora) y luego solamente queda esperar hasta que la impresión termine.

Ver la Formlabs Form 1+ en acción es realmente hipnotizante, un punto de luz revolotea debajo de la resina alrededor de la base, la resina comienza a moverse alrededor y luego regresa a su posición original, y luego el baile comienza de nuevo.

Resultados repetibles

Todo el proceso es más predecible que el de la impresión en FDM, y te preocuparás menos por dejarla trabajar sola mientras tú te vas a tomar una siesta (cosa que no podrías hacer con una FDM por aquello del calentamiento). Sin decir que la impresión es impecable (aunque hay un proceso de aprendizaje involucrado que probablemente termine en un caos de resina regada por el suelo que quedará endurecida y te dará un dolor de cabeza).

Pero mientras que con muchas impresoras FDM es posible realizar la misma impresión dos veces con la misma configuración y obtener una forma perfecta, la Form 1+ aporta consistencia. Por ejemplo, cuando una impresión se cae, es posible aumentar el tamaño de sus puntos de soportes (el grosor de los soportes son donde se une la impresión) lo que significará que tu impresión no se separará tan fácilmente ni se caerá la próxima vez.

Proceso post-impresión

El Formlabs Form 1+ incluye un kit con dos tubos de plástico sellables, una espátula, pinzas, cortadores, un paño, una cesta para enjuagar, una botella y una base para poner todo. Una vez que el proceso de impresión ha terminado, debes remover la plataforma aún con la impresión encima, darle vuelta y retirarla con ayuda de la espátula.

Removerla de la superficie de metal es bastante difícil, y aunque las instrucciones advierten que tengas cuidado de no apuñalarte a ti mismo, no te advierten sobre lo afilada que es la superficie (nos cortamos un dedo durante el proceso).

Una vez suelto, colocas la impresión en la bandeja de enjuage y agregas uno de los tubos llenos de alcohol Once loose you drop the print into the rinse basket in one of the tubs filled with isopropílico (que tendrás que comprar por separado y es bastante difícil de conseguir, aunque puedes comprarlo por Amazon).

Después de agitarlo por un par de minutos y dejarlo otros 10 sumergido, debes repetir este proceso con un segundo tubo de alcohol para deshacerte de cualquier residuo de resina. Una vez que está seco estará listo para que rompas la base y hagas cualquier ajuste con los cortadores (como quitar rebabas y esas cosas). Las impresiones pueden ser muy suaves cuando acaban de salir del alcohol y pueden ser fácilmente marcadas cuando siguen mojadas.

Calidad de impresión

Las impresiones del Form 1+ se exhiben increíble, tienen gran detalle e incluso textura, ninguna de las rebabas que pueden aparecer en un modelo hecho en una impresora de FDM. Calidad media, modelos de 0.05mm son bastante difíciles de distinguir entre los de 0.025mm (los más delgados). Nuestra impresión promedio requirió alrededor de 30ml de resina, nos tomó entre dos y cuatro horas, tiempo previsto en la pantalla de la máquina.

El proceso con SLA tiene sus peculiaridades, una de ellas es que le cuesta trabajo imprimir superficies largas cuando son paralelas al plato de la base, resultando en un proceso difícil de retirar. A pesar de esto, la solución es bastante sencilla, inclinar tu modelo alrededor de 45º de la superficie de la plataforma cuando estés preparando la impresión.

Luego está el problema de que al imprimir formas huecas cerradas (una esfera, por ejemplo) la resina sin curar quedará atrapada en el interior. Para evitar esto, necesitarás agregar huecos para drenar la resina. Esto puede hacerse en el software de modelado en 3D, en donde también necesitarás crearle huecos a los modelos futuros. Mientras que el software de las impresoras de FDM lo hacen por ti, el software Formlabs PreForm te imprimirá un objeto sólido siempre que pueda, utilizando valiosa resina y tomándose más tiempo para imprimirla.

Formlabs Form 1+ veredicto

Hemos probado un montón de impresoras 3D en los últimos años, y la Formlabs Form 1+ se siente como un verdadero paso hacia adelante, dando confianza en el proceso y la convicción real de que los resultados son alcanzables.

El nivel de acabado y detalle es impresionante, y qué podemos decir de la máquina que es en sí una joya. Es la impresora en 3D que elegiríamos para nuestro propio uso, pero el costo (y costos adicionales) significan que es difícil justificar la compra si no la vas a utilizar como parte de un negocio para hacer dinero.

Siempre se te puede ocurrir una forma de hacer dinero, si la idea es justificar este costoso pasatiempo de imprimir en 3D. Nosotros ya estamos pensando en algo...

Stuff says... 

Formlabs Form 1+ reseña

Una hermosa máquina que produce resultados impresionantes y precisos, aunque el precio es bastante alto para alquien que solamente se dedica a la impresión 3D como pasatiempo.
$70,000
Good Stuff 
Impresiones precisas
Gran variedad de materiales disponible
Velocidad al imprimir
Bad Stuff 
Costosa
Necesita software extra para actualización