Samsung Galaxy S6 vs LG G4

Dos de los dispositivos más poderosos de Android se enfrentan en este duelo

Bienvenidos a choque de los titanes de la tecnología de Corea del Sur.

En la esquina azul tenemos al Samsung Galaxy S6, el más premium, poderoso y más equipado con pixeles de la familia Galaxy. Tiene metal. Tiene cristal. Tiene poder y clase. Y actualmente es nuestro campeón indiscutible de los mejores smartphones del mercado.

Derrocó al HTC One M9 de su breve reinado, y su contentiende en esta ocasión, el G4, está intentando hacer lo mismo.

El campeón de LG de este año entrará al ring con un uniforme de piel poco convencional, una cámara equipada para lograr todo tipo de trucos de magia y la flexibilidad de una batería removible y una ranura microSD.

Aquí un combate a detalle entre estos dos titanes.

Piel vs Metal

Ha desaparecido el sello de plástico de la familia Galaxy. En su lugar, el S6 luce una parte trasera de cristal con marco de metal, y es, por mucho, el dispositivo más lujoso que ha emergido de la fábrica de Samsung.

Se siente tranquilizadoramente sólido en las manos, y finalmente podrás vivir en carne propia lo que se siente tener en tus manos un teléfono Samsung que vale cada centavo.

Su parte trasera es realmente esbelta y mide sólo 6.8mm en el marco, aunque es un poco resbaloso de agarrar, lo cual es un accidente esperando a suceder si no eres muy cuidadoso.

EL G4 no tiene este problema de agarre, en parte porque es un poco más grueso, de cuerpo curvo y descansa en la mano, principalmente porque su cubierta está hecha de piel auténtica, disponible en varios colores y texturas.

Esta cubierta trasera ofrece mucho agarre, lo cual es bueno, considerando que el G4 es más largo y ancho que el S6, lo cual será un verdadero reto para usuarios on manos más pequeñas.

La piel es definitivamente una mejora, haciendo del G4 el insignia de LG más elegante y atractivo hasta la fecha. Aún así, no da la sensación de lujo y peso que otorga el S6, o el cuerpo de metal del HTC One M9, e incluso que del iPhone 6, aunque es elegante a su manera.

Lo que nos decepciona un poco, es la falta de metal (su marco sigue siendo de plástico).

En general, ambos dispositivos se ven y se sienten muy bien, y el que prefieras tendrá que ver más con la cuestión de gustos. Habiendo dicho eso, reconocemos que la mayoría de las personas coinciden con que la sensación pesada del metal del S6 es más lujosa y premium una vez que lo tienes en las manos, por lo que le damos el punto de este round.

Ganador: Samsung Galaxy S6

 

Pantallas maravillosas de 2K

Ambos dispositivos tienen pantallas de 2K con la misma resolución de 2560 x 1440. La pantalla del Galaxy S6 es más pequeña con 5.1 pulgadas, mientras que el G4 luce unas buenas 5.5 pulgadas.

A pesar de la densidad de pixeles del S6, ambas pantallas son increíblemente nítidas y realmente no puedes determinar una diferencia en la claridad entre las dos. Los iconos y el texto es desplegado de manera hermosa en ambos.

Samsung, por supuesto, le apostó a la tecnología Super AMOLED, mientras que LG optó por un panel IPS LCD.

El primero entrega negros más profundos gracias a la habilidad del AMOLED, de verdaderamente obscurecer los pixeles. También le da brillo al S6, colores más vibrantes y mejor exposición de colores.

La pantalla del G4 es mejor que la de sus predecesores, en casi todos los sentidos. Es más brillante, y ofrece un rango más grande de colores, así como mejor contraste. Para quienes tuvieron o tienen un G3, la diferencia será enorme, y todo esto, con un consumo menor de energía.

No hemos tenido oportunidad de comparar las pantallas a detalle, pero las primeras impresiones favorecen la pantalla del S6 por sus negros más profundos (y por ende mayor contraste), mientras que el G4 da colores más realistas.

Hasta que tengamos los dos en nuestras manos a nuestra disposición en nuestro laboratorio y podamos ver más a detalle las imágenes en cada uno, lo declararemos un empate.

Ganador: Empate

Desfile de megapixeles

Samsung ha incluido una impresionante cámara de 16MP al interior del Galaxy S6, y se trata de una de las mejores que hemos utilizado.

Su lente f/1.9 es súper rápido y tiene un auto-enfoque para lograr fotos impresionantes aún en condiciones de baja luz, y su modo Pro ofrece un total control sobre el ISO, balance de blancos, enfoque, exposición y más.

El G4, sin embargo, lleva el juego a otro nivel. Su cámara de 16MP tiene un lente aún más rápido de f/1.8 y mejora la estabilización de imagen que ofrece su rival, con un nuevo sistema OIS 2.0, que agrega aún más estabilización en el eje z.

Esto significa que el G4 puede compensar la inclinación en ambas direcciones, tanto al frente como atrás. Esto, junto a un sensor más grande de 1/2.6", hace que el G4 capture fotos nocturnas increíbles.

Su modo Manual se ve bastante completo, y habiendo pasado algunos momentos con el teléfono en el evento de lanzamiento, nos encantó lo que hemos visto hasta ahora. La profundidad de campo lograda con el enfoque manual fue algo increíble (ver la foto de arriba), y los controles en pantalla te dan mayor control que aquellos incluidos en el modo Pro del Galaxy S6.

Además, a diferencia del S6, el G4 te permite controlar el tiempo de exposición, permitiéndote exposiciones de hasta 30 segundos. Dile hola a los dibujos hechos con luces en movimiento.

En papel, el G4 gana la batalla de la cámara. Dado el impresionante progreso en la cámara del S6, eso es un verdadero avance. Si el G4 entrega todo lo que nos promete en un análisis final y más detallado, esperamos darle la corona absoluta del rey de la cámara.

Ganador: LG G4

La bestia interior

El procesador Exynos de Samsung es una bestia absoluta, encabezando las listas de referencia y siendo mejor que el nuevo Snapdragon 810 de Qualcomm.

LG, sin embargo, ha optado por el predecesor de este último, el Snapdragon 808, posiblemente por el problema del sobrecalientamiento que, según muchos usuarios, achaca al 810.

Mientras que el G4 no vence al S6 en términos de expectativa, LG está orgulloso de decir que ha pasado varios meses optimizando el 808 para el G4, permitiéndole funcionar tan suavemente, como rápido. Un ejemplo de esta optimización, aparentemente, es la habilidad del G4 de iniciar la cámara en menos de medio segundo. Ambos dispositivos incluyen 3GB de RAM DDR4 también.

El Galaxy S6 wins gana esta ronda, por su desempeño solamente. Una vez que podamos tener un acercamiento más detallado, podremos entender realmente la diferencia de esta optimización puesta en práctica en el mundo real, y será entonces que actualicemos nuestro veredicto. Pero por ahora...

Ganador: Samsung Galaxy S6

Capacidad de expansión

Para algunos, la falta de una batería removible y/o almacenamiento expandible es una completa decepción.

El Galaxy S6 se deshizo de ambas opciones, por primera vez en un dispositivo insignia de la marca. Su batería fija fue el precio que pagaron para poder tener un cuerpo de metal y cristal de ese grosor, pero la falta de una ranura para memoria microSD, algunos dicen, es la mejor manera de obligar a los fabricantes a ofrecer mejores capacidades de almacenamiento de fábrica.

El G4, entonces, es el único dispositivo insignia de una manufacturadora importante que ofrece la habilidad de cambiar su batería, además de tener una ranura microSD.

Para los más demandantes de batería, se vuelve obvio que el G4 es su mejor opción, por lo que este round se lo lleva el G4.

Ganador: LG G4

Trucos de software

Tanto LG como Samsung han agregado una variedad de trucos en su software en sus respectivos cuerpos Android.

Ambos también redujeron la cantidad de bloatware precargado, y ahora puedes remover bastantes apps del Samsung y del LG sin tener que recurrir al reinicio de fábrica.

El S6 ofrece un escáner de huellas dactilares en el botón de inicio, mientras que el G4 optó por el bloqueo Knock Code. Ambos funcionan bien, y pensamos que la implementación de LG es más fácil de utilizar que el escáner del S6, que a veces puede ser temperamental, dependiendo del ángulo en que lo presiones.

Una función que realmente nos gusta del G4 es la app Smart Notice, que ahora está mejorada. Te permite saber qué apps están drenando la batería del G4 cuando la pantalla está apagada, permitiéndote eliminarlas o cerrarlas para mejorar la administración de energía.

Las apps abiertas de fondo pueden hacer que la batería se termine más rápido en los dispositivos Android, y mientras que las apps de terceros monitorean las apps disponibles, es bueno ver que LG ofrece la funcionalidad para quienes no son expertos en la tecnología.

Ambos dispositivos agregaron funciones bastante útiles a Android, así que esto es otro empate.

Ganador: Empate

Veredicto inicial

Esta fue una pelea muy cerrada. En papel, ambos dispositivos son igual de buenos, con sus propias fortalezas y debilidades.

El S6 puede presumir de estar perfectamente construido y de tener un gran poder interno, mientras que el G4 parece tener una mejor cámara. La ranura microSD y la batería removible también son una gran ventaja, pero sólo si esas características son importantes para ti.

Estaremos actualizando este enfrentamiento con nuestros veredictos finales en cada sección, una vez que el G4 haya tenido un enfrentamiento más cercano al Galaxy S6 y los otros rivales que vengan en el camino.

Por ahora, ambos parecen ser excelentes dispositivos. Buenas noticias para quienes utilizan Android.