Akira Toriyama retoma las riendas de su obra maestra Dragon Ball, trayendo nuevas esperanzas a la serie, aunque su pasada película "La batalla de los Dioses", dejó mucho que desear. Ahora con "La resurrección de Freezer", Toriyama tomó su peculiar traje naranja se puso a entrenar y es digno portador del símbolo de la tortuga. Elevemos nuestras manos y mandemos nuestra energía al creador de nuestra serie favorita para que libre todas las adversidades.

¿Cómo? ¿Freezer es el villano de la nueva película de Dragon Ball Z? ¿No lo había cortado en mil pedazos y desintegrado el Trunks del futuro cuando con un gran ejército y a las faldas de su padre puso en peligro a la Tierra? ¿Cómo traer a la vida un cuerpo hecho polvo años atrás?

Si te ufanas de ser un 'conquistador de galaxias' al mando del mejor ejército del universo, tienes esbirros haciendo fechorías en tu nombre por todas partes. Con este principio, los que no murieron con Freezer y su padre en la tierra, siguieron luchando en otros planetas y al enterarse de la muerte de su jefe, no dudaron en poner manos a la obra para buscar a los residentes de Namekusei para con las esferas del dragón revivir a su líder. Sin éxito, tras largos viajes y un ejército menguante, el ahora líder, sin más opciones viaja a la tierra con miedo del poderoso guerrero que derrotó a Freezer.

Ya en la tierra encontramos a unos viejos "jóvenes" conocidos: Pilaf, Shu y Mai (la ahora nuera de Bulma), que siguen en su afán de juntar las siete esferas del dragón. A los Guerreros Z en sus vidas cotidianas más tranquilos y sin sospechar de los peligros que se avecinan.

Gokú y Vegeta entrenando como siempre, pero ésta vez a las órdenes de Wiss y a espaldas de Bills que disfruta de una plácida siesta.

La película está llena de chistes, emoción y grandes batallas, en cuanto a los personajes Krilin, Ten Shin Han, Gohan y Piccolo se ven más debiles y son relegados a un papel mucho más secundario, Gokú pierde el piso, si bien siempre le gustó pelear y ver que tan fuerte era su oponente antes de derrotarlo, ahora se voló la barda y es hasta cierto punto fanfarrón. El Vegeta de la pasada película humillándose (por la razón que sea) no me agrada, y en esta reparó su imagen hasta que rechazó pelear contra un oponente aparentemente más fuerte.

Me es muy grato que sigan conservando las voces originales de los personajes en México, no puedo imaginar a Gokú sin la voz de Mario Castañeda y un "Insectos" no sería lo mismo sin la magnífica interpretación de René García. Aunado a esto, la sorpresa de reconocer otra voz popular en las pantallas como la de Humberto Vélez (primera voz de Homero Simpson) me trajo gratos recuerdos.

 

Texto escrito por: Martin Bello

Stuff says... 

Dragon Ball Z: La resurrección de Freezer reseña

Recordar es volver a vivir, y Gokú siempre nos traerá recuerdos, buena animación, peleas increíbles y un soundtrack que acompaña a la perfección esos momentos épicos.
Good Stuff 
Conmoverá a nostálgicos
Animación perfeccionada
Música ad hoc con las emociones
Doblajes originales
Bad Stuff 
Siendo película tiene menos tiempo para el drama
Transformaciones en CMYK