Hoy en día el tamaño, ergonomía y practicidad de una computadora es crucial si quieres alcanzar la gloria entre los usuarios. Ahí están las MacBook Airs, con peso de pluma, o las híbridas 2 en 1 que mezclan tablet con teclado para un desbarajuste a tu gusto de cómo operarlas. Pero a veces el formato clásico sigue sorprendiendo, y nos dimos cuenta al probar la Dell XPS con display de 13". Antes de juzgarla por su aspecto sobrio o por su diminuto tamaño, verán que tiene varias sorpresas bajo la manga.

Al infinito y más allá

Antes que nada, hablemos de la pantalla. Como bien observarán, prácticamente no tiene bordes y puede mostrar todo tipo de contenido a través de sus 13". Además, su delgada cubierta libera el espacio de pantalla en este diseño, lo cual nos rinde bastante para todas las fotos, folders y .gifs que le queramos meter en el fondo.

Y no nos detengamos en su tamaño, sino que también es ligera en su grosor. Con sólo 9-5mm y peso de 1.18kg, querrás preguntarle su secreto - si está en una dieta de chips o si salió a correr en una banda de supermercado. Pero sin ofender, por favor.

 

 

A flor de piel

Dejando de lado el tamaño y las dimensiones, recordemos que lo interno es lo que cuenta, en cualquier aspecto de la vida. La XPS 13 viene con resolución UltraSharp QHD+ (3200 x 1800) que brinda hasta 5.7 millones de pixeles (276 ppi). Eso es una cantidad generosa para semejante pequeñez y hasta 2.5 veces más pixeles que en Full HD. Ah, ¿mencionamos también que es táctil?

Su panel es IPS IGZO2, que brinda un ángulo de visión de 170 grados y emana tanto brillo como para ver alguna de Batman en el sol y que no se pierda nada de resolución, gracias a sus 400 nits. Su espectro de colores llega hasta el 72%, que también explica porque todo se ve tan floreado. No nos malentiendan, lo decimos como cumplido.

Los secretos Dell poder

Otro gran acierto en este minúsculo paquete de alegría tech es el rendimiento. La velocidad, claridad y gráficos nunca antes se habían visto o procesado de esta forma en un equipo tan pequeño (o de Dell, siendo honestos). Si le preguntamos emocionados: "¿cómo le haces?", modestamente responderá: "Hombre, pues gracias a mis procesadores Intel Core de última generación y mi vida de batería de 15 horas". Para este punto ya le estamos dando el beneficio de la duda, pero luego nos revela que habla en serio al probarla.

La dejamos todo un día funcionando con pantalla Full HD sin conexión y le metimos cuanta cosa se nos ocurrió: World of Warcraft, poker en línea, redactamos algunas notas, dejamos puesta Birdman y pusimos Netflix un ratito para entretenernos con Hora de Aventura. Y vaya que necesita un amplio espectro de color y durabilidad para proyectar algo así. Pues 15 horas fue lo que nos duró, como prometía. Hicimos lo mismo con la pantalla QHD+ y sólo nos alcanzó para 11 - y decimos "sólo" para ponernos modestos.

Veredicto

Una computadora portátil así es algo demasiado bueno para ser cierto. Claro, no tiene una resolución más grande, es fácilmente extraviable y se ve demasiado seria... pero esas ya son ridículas payasadas que nos estamos sacando de la manga para verle algo malo. ¿Quieres trabajar arduamente sin distractores y en un espacio reducido? Aquí está la XPS. ¿Quieres horas de diversión en redes sociales, Netflix y videojuegos en línea sin preocuparte por la batería? Aquí está la XPS. ¿Quieres una laptop sin bordes estorbosos y disfrutar del panorama virtual? Aquí está la XPS. Y aquí agrega el '13' para darle énfasis. 

Stuff says... 

Dell XPS 13 (2015) reseña

Como decían en el Señor de los Anillos: el poder más grande se puede encontrar en la más pequeña de las cosas. La Dell XPS 13 es la mejor prueba.
desde
$19,999
Good Stuff 
Pequeña, compacta y fácil de usar
Potencia y batería imparables
Dos palabras: pantalla Infinity
Bad Stuff 
Pudieron haber expandido la memoria
Demasiada seriedad en el diseño, pero eso ya es un capricho nuestro
power
0
screen
0
build
0
battery
0