Hablar de la cinta más reciente de Neill Blomkamp implica mirar su ópera prima y el mejor acierto en su corta carrera, Distrito 9. Las similitudes abundan: el director te lleva a sentir un apego especial por un personaje de otra especie y torturado con el látigo de la crueldad humana.

La trama de Chappie es sencilla pero llena de bemoles que agregan emoción a la cinta. Deon Wilson (interpretado por Dev Patel) es el genio inventor de la fuerza robótica policíaca de Johannesburgo y creador de la mayor inteligencia creada por el hombre. Cuando un robot casi inservible es etiquetado para ser destruido, Deon decide rescatarlo para injertarle dicha inteligencia en la que ha estado trabajando por los últimos años. Su experimento funciona y es así como nace Chappie, un robot con mentalidad de niño que rápidamente aprende de lo que pasa a su alrededor. En un giro, Chappie cae en manos de unos gángsters sudafricanos (Die Antwoord), quienes se encargan de "maleducar" a Chappie y enseñarlo a moverse y hablar como un pandillero (lo cual resulta bastante encantador, la verdad).

Todo se complica cuando el archienemigo de Deon, Vincent Moore (interpretado por Hugh Jackman), sabotea el reluciente experimento de Deon, y consigue poner en la calle a su más reciente invensión: unos enormes robots violentos y que son controlados con la mente. Las persecuciones, enfrentamientos encendidos con muchos balazos (y hasta misiles) agregan muchísimo sabor a la cinta, que te te mantendrá con los ojos bien abiertos y al borde del asiento.

Chappie es hasta la fecha el mayor logro de Blomkamp, aunque los aplausos van directamente para el actor Sharlto Copley, fiel colaborador del director, que es quien da vida (y voz) a Chappie. Sus reacciones enternecen y resultan totalmente arrebatadoras, y todo se potencia cuando lo escuchas repetir las palabras de quienes él ve como sus "papis" con una voz inocente, infantil, robótica y con un marcado acento sudafricano de barrio bajo.

Cuando la cinta llega a sus secuencias más emocionantes el ritmo lo pone una de las bandas más ruidosas de Sudáfrica, Die Antwoord. Este dueto "zef" conformado por Ninja y Yo Landi difícilmente se dedica a la actuación, pero su aportación recae en agregar su peculiar y escandaloso estilo a la cinta (colores fosforecentes y accesorios hechos a la medida, como metralletas de color rosa y autos customizados).

Después de haberse equivocado en grande con Elysium (2013), Blomkamp va camino a demostrar que haber sido elegido como el próximo director de la nueva cinta de Alien, no fue un error. Y aunque Chappie carece de muchas cosas (como congruencia entre el cartel de la cinta que dice que "La única esperanza de la humanidad no es humano", cuando esto realmente no tiene ningún sentido en la película), también es una muestra de que una película de acción puede tener matices emocionales inteligentes y personajes memorables. 

Fecha de estreno: 13 de marzo

Stuff says... 

Chappie reseña

Chappie es una película de aprendizaje y un episodio importante de crecimiento en la carrera de Blomkamp. Divertida, rápida y Sharlto Copley nos regala la interpretación que podría volverse una favorita del cine (como el Gollum de Andy Serkis).
Good Stuff 
Buenos personajes
Buenas escenas de acción
Efectos especiales im-pe-ca-bles
Bad Stuff 
Se queda corto el tema de la inmortalidad