Te guste Apple o no, es imposible ignorar el impacto colosar que ha tenido la compañía en la música digital.

El primer reproductor de MP3 no vino de un laboratorio en Cupertino, pero el primero que importó - el iPod - sí. Similarmente, la iTunes Store no fue el primer lugar para comprar música digital, pero fue suficiente para darle a la industria entera una patada en las pompis.

Lo mismo va para el streaming - Apple llegó tarde a la fiesta, pero lista para sacudirlos a todos.

¿Tuvo éxito? De cierto modo.

Apple Music es como un remix sorprendentemente bueno que toma prestado sampleos inteligentes de todo, pero con el pequeño detalle de que el vinilo tiene un par de trucos geniales bajo la manga.

La misma gata pero revolcada

Dada la colosal pila de dinero y reputación en la industria de Apple, podrías argumentar de que tendrías que ser un artista muy valiente o muy tonto para perderte un pedazo del pie sabor Apple Music.

No sorprende, entonces, de que el catálogo de lanzamiento se parezca mucho al de otras plataformas. Ya escuchamos ruido de casi 30 millones de temas - y los amargados que no quisieron entrarle. (Prince es uno de ellos, y The Beatles, a pesar de estar en la Store, también brillan por su ausencia.)

Intentamos exprimir al máximo el sistema y meternos a fondo al territorio indie, pero aparte del sencillo 'faltante' que luego hallamos en Spotify, Apple Music sale triunfante.

Viaje de descubrimiento

Admitimos hacer gestos de disgusto un poco - bueno, bastante - durante la WWDC, cuando Apple alardeó que los humanos curarían la música en el servicio, y de lo increíble que sería.

Francamente, las cosas no inician bien. La interfaz es prestada del servicio previo de Beats Music y tiene círculos rojos protuberando para decirle a Music qué es lo que te gusta. Es intuitivo pero algo truculento, y es fácil no atinarle a los blancos deseados.

Luego, todo cambia. Para bien. La sección de "Para Ti" provee un bonche de discos y playlists que cree te gustarán. En tres días y un sinfín de 'likes', nos empezamos a preguntar si Apple Music era vidente. Las sugerencias fueron realmente buenas - más allá de la seguridad plana y relativa de Spotify o la onda de "queremos caerte muy bien" de Tidal. Se siente humano, aunque no lo sea.

Pero luego están los otros aspectos que sí son humanos. Puedes meterte a ver listas con artistas específicos curadas por gente real, con selecciones hasta para grupos indie discretos. Esto no tendrá el aspecto social de la creación colectiva de playlists en Spotify, pero los resultados son a menudo excelentes. Adicionalmente, puedes hacer búsquedas, decirle a Siri que ponga algo, checar el revoltijo de contenidos en la pestaña de "Nuevo" o rendirte y escuchar radio en Beats 1.

Perdidos en Music

En lo que respecta a las interfases y experiencias de usuario, la barra está muy abajo en los servicios de streaming musical, No obstante, Apple hizo un baile limbo en este caso.

Cuando se lanza, está un poco desastrosa y atascada. El proceso de carga es atroz; ya mencionamos esos círculos rojos del mal, pero hasta algo tan directo como empezar la prueba gratuita es potencialmente confuso cuando empieza a hablarte de un cobro mensual.

El problema se extiende hasta algunas de las cosas más básicas que quieres hacer: en Spotify, sólo basta darle click en 'play' para poner la discografía de un artista; en Apple Music, debes crear una playlist y darle click laboriosamente a '...' para añadir álbum por álbum.

En lo demás, la función de 'Nuevo' parece un vendedor de discos desesperado lanzándote cosas a lo bestia con tanto contenido, mientras que la falta de playlists recientes y automáticas es irritante.

Dicho lo anterior, las páginas de playlists son simples y elegantes. Apple Music hace el trabajo por ti después de un rato, y la integración con tu música existente en iTunes (o Música en iOS) es bastante fluida.

Cualidades escondidas

El SVP de Apple, Eddy Cue, respondió en Twitter a alguien que se quejó de la compresión de audio en Apple Music con lo siguiente: "el bit-rate depende si estás en WiFi o celular".

Naturalmente, Apple no ha dicho nada acerca de los bit-rates correctos, pero las fuentes dicen que Apple Music duplica el nivel de calidad que hallamos en la iTunes Store - unos perfectamente respetables 256 kbps AAC que a nuestros oídos suenan idénticos a la más alta calidad de Spotify (320 kbps Ogg Vorbis).

En conexiones de celular, la calidad es notablemente más baja, pero no horrible. Yahoo Tech estimó que estaba a 128 kbps, que es como un reemplazo de tu gran colección de CDs con cassettes viejos.

El problema más grande es que Apple no provee control manual. Bueno, eso y que los audiófilos se quejarán de que el audio sin compresión no esté llegando a sus timpanos con cables hechos de platino y sangre multicolor de unicornio.

No sin mi radio

Hay mucho más en Apple Music que reproducir discos de una colección gigante, aunque no todo es bueno.

'Connect' es, en el presente, una risible 'red social', donde los músicos transmiten y los fans comentan; la erudita tech Lucy Hattersley notó que es como "Twitter sin tus amigos" y "lo que sería Twitter si sólo hubiera posts con patrocinios".

Los videos musicales son un poco mejores, aunque te sacas la loteria si tu artista favorito tiene disponible alguno, y se reproducen en una ventana cómicamente pequeña en el iPad.

La jugada más interesante de Apple es Beats 1, una estación de radio global a medio camino entre Radio 1 de la BBC y Universal Stereo. Es algo comercial, pero toca una que otra joya rara de vez en cuando.

No revolucionará nada, pero también muestra el toque humano en el corazón del servicio de Apple, y podría convertir a los más chicos a escuchar radio más tradicional. (Eso si no les molesta que haya gente "hablando por encima de las canciones".)

Apple Music verdicto

Aunque despotricamos bastante en nuestra reseña, dejemos algo claro: Spotify, Tidal y el resto deberían empezar a rezar sus evangelios.

Apple Music tendrá sus detallitos, y podrá tener una interfaz que sólo su mamá verá guapa, pero es un lanzamiento enteramente nuevo y ya está pisándole los talones a los mejores en la industria.

Nuestras varias preocupaciones le quitaron el rating más alto que ofrece Stuff, pero a menos que sus rivales se pongan al rito, no nos sorprendería que Apple Music lidere la manada a finales de 2015.

Tech Specs 
Países
100+
Canciones
Más de 30 millones
Bit-rates (kbps)
Estimado de 256 AAC (Wi-Fi); estimado de 128 en móvil
Soporte para desktop
OS X, Windows
Soporte móvil
iOS (Android para otoño de 2015)
Modo offline
Limitado sólo por capacidad de almacenamiento
Stuff says... 

Apple Music reseña

No es perfecto ni revolucionario, pero Apple Music tiene tantas cosas hechas bien para sugerir que dominará las listas dentro de poco
$99
Good Stuff 
Muchas playlists decentes por explorar
La sección "Para ti" se pone mejor con cada búsqueda
Prueba generosa de tres meses
Bad Stuff 
La interfaz se puede poner complicada y atascada
Connect ya se siente como un fracaso
Algunas trabas y retenciones (ver Beats1)
sound
0
Music Library
0
Device compatibility
0
Usability
0