Viendo solamente sus especificaciones, es un milagro que Apple venda iPhones.

Ola tras ola de Samsungs, Sonys, LGs y HTCs han surcado los estantes y nuestros corazones, cada uno presumiendo una pantalla mayor que el modelo anterior.

No sólo eso pero estos Androids se están poniendo más grandes y gorditos en todas las formas posibles. ¡CÁMARAS MÁS GRANDES! ¡PROCESADORES MÁS RÁPIDOS! ¡BATERÍAS CON MAYOR DURACIÓN!

Mientras tanto, Apple se ha rehusado tercamente a entrar a la carrera de smartphones, saltando de una pantalla de 3.5” a una de 4” en el iPhone 5 y quedándose con ella para el 5s. Hasta ahora.

En eso entra el iPhone 6 con su pantalla de 4.7”, procesador A8, sistema IOS 8, NFC y batería más grande. Finalmente, Apple tiene un iPhone para competir con especificaciones. Y diseño industrial. Y apps. Y ecosistema.

Promete ser el mejor iPhone jamás hecho. Veamos si la realidad supera al sueño.

Hora de un makeover

El predecir a Apple puede ser un negocio riesgoso, pero hasta ahora ha seguido un enfoque regular en cuanto a actualizaciones de diseño: los hemos tenido cada dos años desde el iPhone 3G en adelante.

Así que, después del iPhone 5s del año pasado, esperábamos ver algo sumamente diferente en esta ocasión. Y diferente fue lo que obtuvimos.

Obviamente el tamaño incrementado de la pantalla es el cambio principal, pero está lejos de ser la única diferencia visual. Como el HTC One (M8), el iPhone 6 tiene una espalda cubierta de metal con bordes curvos al frente y hacia atrás en vez de los bordes planos de 90 grados del 5s. El resultado es un teléfono súper suave al tacto con las conjeturas entre la pantalla glamorosa y su espalda en matte casi indiscernibles.

Y querrás tenerlo en tus manos—se siente sorprendente.

Las curvas lo hacen supremamente cómodo al usarlo a pesar de su tamaño incrementado, mientras que su perfil delgado también ayuda; sólo tiene 6.9mm de grosor, un grado de delgadez menor al los 7.5mm del 5s.

La desventaja es que el lente de la cámara ahora parece protuberar del empaque, lo cual no creemos que complazca a todos, mientras que las líneas coloridas  que distinguen las partes superior e inferiores de la espalda no serán para todos los gustos. Esto último, al menos está presente para razones prácticas y estéticas: con un teléfono con espalda de metal es difícil mover la señal para adentro y afuera y las líneas con colorcitos resuelven esto. La calidad de llamadas en el iPhone 6 es fuerte y confiable.

En un esquema grande, es un kit con artesanía hermosa. Donde el Samsung Galaxy S5 y el LG G3 tienen que quedarse con sus carátulas de plástico—plástico metaloso en el caso del último—el iPhone 6 se siente muy… premium. Sólo el M8 le sigue la pista, y es un dispositivo más grande. Cada iPhone desde el 4 tiene algo de belleza, y el 6 no es la excepción. 

¿Una pantalla de ensueño?

La atracción principal del iPhone 6 es su display de 4.7". Y con buena razñon. Apple sólo había actualizado su tamaño de pantalla una vez, y fue de 3.5" a 4". Pero no nos dejemos llevar--en estándares normales, 4.7" no es un gran tamaño de pantalla. El Sony Xperia Z3 Compact--nótese la palabra 'Compact'--sólo es un tanto menor con 4.6". Comparado con el Samsung Galaxy S5, LG G3 y Sony Xperia Z3, el iPhone permanece un enano en la tierra de los ogros Android.

Para muchos, 4.7" será el tamaño ideal: lo suficientemente grande para ofrecer una mejor vista y experiencia de gaming, sin estar tan grande para no usarlo apropiadamente. Claro que nada de eso importa si no hay calidad ahí.

Afortunadamente, sí la hay.

El iPhone 6 no es rival en términos de resolución de pantalla si se compara con el G3 (534 pixeles por pulgada) y el Galaxy S5 (432ppi). El tamaño de su pantalla sólo tiene 326ppi, la misma que la del iPhone 5s. Pero las estadísticas no son toda la historia y una mirada al iPhone 6 lo confirma.

El Samsung Galaxy S5 tiene indiscutiblemente la mejor pantalla en el mercado: rica, vibrante e increíblemente detallada, aunque el LG G3 se acerca mucho gracias a los pixeles extra en su display de 2K. Y el iPhone 6 merece estar con tan exaltada compañía.

Su resolución es menor que la de sus rivales, pero más que densa para verse gloriosa. También carece el look ocasionalmente sobre saturado del S5; el display de Samsung, aunque es inequívocamente hermoso, puede tirar a lo grotesco. Y en lo que concierne al LG, esos pixeles extra sólo se hacen ver cuando estás viendo caracteres muy pequeños.

Sin embargo, estaríamos mintiendo si dijeramos que no esperábamos más. El 6 Plus tiene una pantalla Full HD de 1,080p, como casi todos los rivales del iPhone 6. Mientras que el display del 6 es fácilmente uno de los mejores esfuerzos a 720p que hemos usado, las diferencias entre él y una pantalla Full HD son visibles si los buscas.

Aún así, para un uso de día a día, hay un límite para lo que puedes ver--o al menos lo que importa. Y en esos términos, el iPhone 6 es tan bueno como sus rivales más fieros. Además, está justo ahí: el display parece tan presionado al vidrio que es como si hicieras contacto directo con los pixeles.

Más potencia

El rendimiento siempre es algo truculento para juzgar en los iPhones. Miren las estadísticas y la mayoría de los Androids de categoría lo dejan mordiendo el polvo. Pero al usar uno y se sentirá como lo más rápido desde Usain Bolt cortando pan. El iPhone 6 no es distinto a los otros.

El nuevo iPhone tiene un procesador mejorado, siendo éste el A8, y se avienta los deberes sin la mínima de las pausas. El A7 anterior era sorprendentemente rápido gracias en parte a la nueva arquitectura de 64 bits que llegó en el chip, y que obviamente tienen aquí. Y mientras que el nuevo modelo no se siente tan rápido, tiene más pixeles para jugar y probablemente está ocupado trabajando con el background del teléfono.

También hay un nuevo co-procesador de movimiento, el M8, que no debe ser confundido con el teléfono estrella de HTC. El co-procesador ahora mide altitud gracias a un barómetro integrado, para que pueda monitorear cuando asciendas o desciendas escaleras. Las apps de salud le sacarán más provecho y la propia app de Health ahora tiene un grabador de pasos en su dashboard, que también mide ciclismo y más. Todo gracias al nuevo hardware.

Una batería más grande

#DatoStuff: la mayoría de los smartphones tienen duración horrible de batería. Intenta dejarlo en casa en la mañana sin haberlo cargado en la noche. Y entre más uses tu teléfono, más rápido se acaba la batería.

Es una receta para el desastre, y una de la cual previos iPhones han sido difícilmente inmunes. El iPhone 5s duró un SSD (Standard Smartphone Day)--por el cual nos referimos a que la puedes librar con sólo haberlo cargado en la noche, mientras no le saques todo el jugo durante el día. De otro modo, querrás ese cargador de sobra en el trabajo.

Felizmente, el iPhone 6 sólo dura y dura. Con uso regular, el teléfono rindió todo un día y una parte del segundo--un salto adelante comparado con el iPhone 5s. Adicionalmente, iOS 8 te da advertencias útiles para las apps que constantemente necesitan paquetes de datos, y con eso las puedas apagar.

Haremos una prueba de batería llena pronto, para la cual la compararemos con teléfonos de Android como el LG G3, pero por ahora sólo diremos que dura más que cualquier otro iPhone.

Características

El nuevo hardware es más rápido y más poderoso, en parte para ayudar a la pantallota y el sistema operativo actualizado. Eventualmente, esto llevará a juegos con más chispa y apps más rápidas y poderosas. Y ahora Apple ha añadido su propia app de Health, de la cual hablaremos más.

Tristemente, algunas de las nuevas y más lúcidas características del iPhone todavía no se han podido reseñar en nuestro país. Una de ellas es Apple Pay, que utiliza un combo del sensor de huellas Touch ID y un nuevo chip NFC en el teléfono para convertir el dispositivo en una tarjeta de crédito con apps. Las demostraciones que vimos la semana pasada en Cupertino eran ciertamente veloces y nada complicadas, pero asumiendo que Apple haga convenios con bancos de México y compañías de tarjetas como en E.U., podrían tener algo grande entre manos.

Claro que los teléfonos de Android han tenido características similares por un tiempo. Algunos clientes ya tienen la app de Cash on Tap en varios teléfonos, como el S5, que convierte el teléfono en una tarjeta Oyester virtual, por ejemplo. Pero NFC no ha despegado del todo aún. Apple Pay podría cambiar esto.

Otros teléfonos tienen sensores de huellas también, pero el modelo de Apple es excelso en parte porque no requiere esfuerzos. Al apoyar tu pulgar o dedo en el botón de inicio como si despertaras el teléfono, la modalidad de Touch ID es invocada. En contraste, el Samsung Galaxy S5 requiere deslices en su pantalla para que funcione--eso es menos intuitivo.

Similarmente, está VoLTE--es decir, Voice over LTE--que promete la entrega de llamadas de voz a través de datos 4G; es útil si tu señal de 2G es débil en casa, digamos. Necesita ambos dispositivos para que VoLTE y las redes jueguen en armonía. La compañía EE está involucrada pero el servicio no ha llegado más allá. Esta característica es parcialmente posible gracias a un chip LTE más rápido que puede dar hasta 150Mbps de descargas, al igual que la mayoría de las redes.

iOS 8

El iPhone 6 llega corriendo el nuevo sistema operativo de Apple, iOS 8, disponible desde hoy en todos los iPhones desde el 4s en adelante, en conjunto con varios modelos de iPad y iPod touch.

Se parece mucho al radicalmente rediseñado iOS 7 del año pasado, pero si el 7 se trataba de cambios en el diseño, 8 se va más para la apertura, personalización y comunicación.

Hay beneficios inmediatos para las apps como en Mensajes, que ahora te deja mandar archivos de voz, fotos y videos con facilidad con sólo tocar un botón en el área de texto. Y justo abajo encontrarás un teclado con más predicción, que apunta a adivinar qué palabra estás a punto de teclear antes de siquiera presionar un caracter. Esto es espléndido y funciona muy bien. Las compañías de apps ajenas como la excelente Switfkey también están produciendo sus propios teclados para el iPhone--algo que Apple no había permitido hasta ahora.

Las mejorías más grandes incluyen Handoff, que te permite copiar y pegar un correo en tu teclado de iphone y luego llevarlo sin transiciones a una Mac usando la última versión de Yosemite. Esto también significa que cuando te entra una llamada la puedes contestar en tu Mac o en otro dispositivo Apple--es útil si tu teléfono descansa a gusto junto a la venta donde la señal es más fuerte mientras estás viendo Netflix en el otro cuarto. No hemos podido probar estas características, ya que Yosemite sigue en modo beta, pero actualizaremos esta reseña en tanto nos sea posible.

Lo más importante de todo: la app de Health, que le permite a otras apps contribuir al monitoreo de ejercicio que Health elabora. Esta es otra característica que aún está cociéndose y va a ser interesante ver que pasa si tienes mútliples dispositivos para el ejercicio que reportan distintos conteos en pasos, por ejemplo. Apple afirma que cada app le entra al quite sólo si les das permiso.

Aún así, la app básica se ve linda, con el estilo restringido y minimalista que esperarías, aunque la app de Health en el Samsung S también se ve moña, y ambas son superadas por el software de LifeLog en los teléfonos de Sony.

Y finalmente está iCloud Drive, que actualiza a Apple con las capacidades de documentos compartidos que otras plataformas ya presumen. Así como con iCloud, que instala tus contactos, calendarios y más en múltiples dispositivos. iCloud Drive guarda documentos en todos tus gadgets de Apple y en icloud.com 

 

Verdicto

Para realmente juzgar al iPhone 6, tienes que considerar primero lo que no es.

No es una phablet farsante con una mega pantalla. No es el rey de los pixeles con un display 2K. No es el teléfono más poderoso de la historia, ni con más megapixeles; ni siquiera es el teléfono con mayor duración. Los mejores teléfonos de Android aún le ganan en todo lo mencionado.

Pero esas sólo son especificaciones. Lo que sí, es el mejor iPhone que Apple ha sacado.

Está bastante guapo, con un cuerpo profundamente atractivo y sorprendentemente delgado. Se siente agradable al tacto, a pesar del tamaño extra. Tiene la mejor pantalla de cualquier iPhone--lo suficientemente grande para ser útil, con colores hermosos. Es el iPhone más poderoso hasta ahora, aún si usándolo sabes que todo está funcionando muy rápido. Tiene la mejor batería de cualquier iPhone, durando hasta el segundo día. También carga con algunas de las más grandes innovaciones de software que Apple ha lanzado en años, aunque todavía nos falta tener Apple Pay en nuestro país.

El iPhone 5s, a pesar de sus cualidades, no hizo lo suficiente para poner a Apple de vuelta en la cima. Simplemente está muy atrasado a comparación de sus rivales Android en áreas clave.

Pero el iPhone 6, con su combinación de nuevas formas frescas, los próximos links al desktop vía Yosemite y la promesa de Apple Pay, podría dar el ancho (y la delgadez).

Stuff says... 

Apple iPhone 6 reseña

Con una pantalla más grande y un revestimiento de software, el iPhone 6 es lo más fresco de Apple en años
desde
$10,999
Good Stuff 
Cuerpo inmaculado
Display hermoso y colorido
Veloz al usarse
Bad Stuff 
No hay pantalla Full HD
Caro
No es resistente al agua
power
0
screen
0
build
0
apps
0
Camera
0