You Must Build A Boat podría ser el equivalente a acariciarte la pancita mientras te haces piojito.

Es un juego de carreras sin fin combinado con el modo rompecabezas de Candy Crush y algunos pedazos de RPGs para rematar. Para cuando estés a la mitad, tu cerebro se va a quebrar debido al ritmo frenético del juego, mientras intentas encontrar armas para matar villanos psicóticos antes de que el tiempo se acabe.

Inicialmente, las cosas están un poco sedadas. Empiezas en una pequeña canoa, con algunos colegas dándole al capitán un esquema general de cómo funciona el juego. En la cima de la pantalla hay un aspecto de carrera sin fin - una tira delgada donde corre el capitán. Periódicamente, se encontrará con obstáculos a pasar, que podría ser un cofre lleno de tesoros o un monstruo que te comerá si no le arrancas la cara.

Burla y castigo

En la mayoría de los juegos de carreras, tienes que deslizar para agacharte; picar la pantalla para saltar y deslizar de nuevo en otra dirección para revelar tus poderes. Pero en You Must Build a Boat tus acciones son determinadas por mosaicos iguales en la tabla debajo de la tira ya mencionada. Se parece mucho a Bejeweled, excepto que las gemas aquí son espadas, escudos y llaves; filas y columnas enteras se mueven como una sola y el fracasar resulta en que tu monito sea apartado bruscamente al lado izquierdo de la pantalla.

Para tu diversión, tal derrota es seguida por una pantalla felizmente anunciando GANASTE en letras inmensas. Este juego, claramente, está más que dispuesto a deshacer tus neuronas y, al mismo tiempo, dar un poco de humor burlón. Habiendo dicho eso, la propuesta no está del todo claro, porque los cerillos y cofres abiertos te ayudarán a aumentar tu tripulación, componentes del barco y dinero, que puede ser usado para incrementar tu arsenal. Después, puedes volver a descender a las mazmorras con espadas más afiladas, escudos resistentes y power-ups como blas de fuego para freir a quien te estorbe.

Profundidad oculta

No hay compras in-app - éste es un juego de pagar-una-vez y ya. Se pone un poco repetitivo, pero no te va a molestar. Aparte de ciertos niveles difíciles, siempre sientes que estás progresando con cada carrera, especialmente cuando te metes de lleno a la profundidad del juego, dominando los calabozos que que ajustan sutilmente la efectividad de los mosaicos y armas mientras sigues corriendo a la gloria.

Hay un final, pero tendrás que aguantar varias palizas para llegar allá. Los gamers casuales lo dejarán después de un rato, pero tú no, porque este título es demasiado divertido y, además, debes construir un barco.

Stuff says... 

App de la Semana: You Must Build A Boat reseña

Una sorprendente mezcla de rompecabezas y carreras que vale la pena para tu móvil... y es sumamente adictivo. Para comprarse.
$39
Good Stuff 
Excelente mezcla de estilos
Siempre sientes que estás progresando
Gran sentido del humor
Su inmediatez, a pesar de su complejidad
Bad Stuff 
Algunos picos difíciles