¿Qué hacer si quieres todas las funciones de un tablet y una laptop, pero no quieres comprar los dos? Abriste tu cartera en el momento indicado.

Las híbridas como la Acer Switch 10 están por todas partes. Empezó con la Android Asus Transformer en 2011, pero ahora hay muchas de ellas, siendo la excelente Surface Pro 3 de Microsoft la que tiene el perfil más alto.

Hablando en general, lo que obtienes con estas híbridas es un tablet que se conecta a una base de teclado. Lo especial de la Acer Switch 10 y su acérrimo rival, la Asus Transformer Book T100, es que cuestan abajo de $8,000, mientras que algo como la Surface Pro 3 cuesta al menos 800USD con todo y teclado.

¿Una laptop/tablet de Windows que cuesta menos que un iPad Air? Suena como una ganga tremenda, ¿no? En muchas formas lo es. Pero no pienses que reducirte de una laptop de 15.6" a algo como la Acer Switch 10 vendrá sin sorpresas feas.

Atracción magnética

Como con muchas híbridas de laptop/tablet, la Acer Switch 10 viene en dos partes. Está la parte de tablet con 10.1" y la base para conectarla.

Acer hizo lo mejor que pudo para combinar ambas de forma fácil. No hay botones para soltarla ni mecanismos complicados de candado. En vez de ello, todo se hace con imanes y un par de guías de plástico. Es una gran idea, pero no es perfecta en su práctica.

Primero, empecemos con lo bueno. Los imanes son lo suficientemente poderosos para tener la pantalla de la Acer Switch 10 conectada a la base. El teclado no se cae si levantas la máquina y la sacudes un poco - buen trabajo, Acer; buen trabajo, magnetismo.

El usar imanes también significa que puedes poner la pantalla a la inversa sin problemas. Te preguntarás: ¿por qué diablos hacer esto? Todo es parte del diseño 4-en-1 de Acer para la Switch 10.

Como la pantalla no se dobla hasta atrás como la Lenovo Yoga, el poner la pantalla al revés convierte al teclado en un lindo soporte de pantalla si sólo quieres buscar en Internet o ver una película, en vez de escribir. Y si el espacio es muy apretado (básicamente si estás en un avión o en un tren), puedes configurar a la Acer Switch 10 como tienda de campaña - ideal para terminar de ver Sons of Anarchy.

Cuestión de balance

Acer tiene estrella dorada en la frente por su flexibilidad pero, ¿qué está mal? Hallamos que incluso después de usarla por un tiempo, el tablet y la base se deslindan fácilmente. Este inconveniente es la mitad de nuestra bronca con ella, la otra mitad es nuestra preocupación por la longevidad.

Toda la parte externa de la Switch 10 es plástica, incluyendo las guías que conectan la parte del tablet, mientras que su archirrival, la Asus Transformer Pad T100, usa metal. Este material se desgasta más rápido que el plástico, pero la sensación más dura de la Asus nos da mayor seguridad,

Nuestro mejor tip: trata la Acer Switch 10 como si estuvieras en una primera cita con ella, al menos hasta que se conozcan más.

También es exigente en otro aspecto; como Acer le dio valor al peso ligero en la Switch 10, no hay soporte en la base para que no se tambalee cuando la pantalla está inclinada para atrás.

En una superficie plana como una mesa todo funciona bien, mientras no piques demasiado su pantalla, pero es un dolor de cabeza si la quieres poner en tus rodillas. Se caerá como un bebé que está aprendiendo a caminar en tanto la sueltes.

Donde está el beneficio es en el peso. Es más pesada que un tablet ligero, ya que tiene sólo 1.11kg de masa tech. Son unos gramos más que en la MacBook Air de 11", tan famosa por su portabilidad. La Asus T100 es igual de ligera, cosa que no tiene a Acer muy feliz.

Miren más de cerca y verán por qué es más barata que una MacBook Air. No es tan bonita y tiene más plástico que metal. El teclado es plástico y, aunque hay una capa de aluminio pulido en la parte posterior para darle más elegancia, no es parte de su estructura principal. Los lados, el marco - todos son de plástico.

Pero no nos importa mucho. El plástico libra bien la chamba si es parte de un dispositivo bien diseñado.

La Acer Switch 10 se siente bien fabricada para ser una híbrida barata, pero nos gustaría que el tablet no fuera tan angular. Como previos tablets de Acer Windows, tiene lados muy cuadrados sin el más mínimo nivel de estilización.

No, tus pobres patitas no serán lastimadas por esos bordes filosos de plástico, pero la Switch 10 se sentiría mejor como tablet. Incluso podríamos decir que el tablet no tiene mucho sentido por su cuenta.

Sólo mírenla - esos dos biseles gigantes con doble tono la hacen parecer como de Odisea Burbujas. Es un poco extraño que la Switch 10 sea una laptop muy atractiva, pero un tablet muy feo.

Potenciándola

¿La Acer Switch 10 puede reemplazar una laptop sin problemas? La verdad es que sí.

Intentamos usar la Acer Switch 10 como nuestra computadora principal por un par de días, para probarla de verdad. Admitiremos que el teclado es díficil es acostumbrarse; sus teclas están muy encogidas, incluso a un 80% más que las de una MacBook Pro de 13", pero son teclas reales, arregladas de forma sensata y con todas las funciones secundarias que obtendrías en una laptop hecha y derecha.

Después de varios días, sentirás que es una laptop en miniatura. La acción de las teclas podría mejorar - obtienes el mismo tipo de profunidad en ellas que en una Ultrabook, pero están un poco aguadas, aunque las de la Transformer Pad T100 son más firmes. Para ser justos, te acostumbrarás, como nosotros al redactar unas notas en ella. Pero la calidad del teclado es muy importante en una híbrida como ésta.

Acer ha intentado hacer que el trackpad sea lo más grande posible en un paquete tan pequeño, pero aquí puedes ver dónde recortaron el presupuesto - no llegas a menos de $8,000 sin hacer algunos sacrificios. La superficie de plástico no tiene una sensación tan suave como en las mejores Ultrabooks, que usar vidrio texturizado, y al hacer click se siente un poco oxidada.

Algunas cosas como el teclado comprimido y el trackpad decente significan que la Acer Switch 10 funciona mejor como un respaldo portátil a una laptop principal o tu computadora de escritorio. No recomendamos usarla como tu laptop principal.

Límites de la longevidad

¿La Acer Switch 10 te durará todo un día laboral si lo deseas? La verdad, no. En el tiempo que tuvimos con ella, nos duró cinco horas y media con una sola carga.

Eso fue con el brillo al 60% y jugando con una app de procesamiento verbal, buscando en web y realizando un par de descargas en el fondo.

No es un mal desempeño, pero no es tan buena como la Asus Transformer T100, que dura hasta 10.5 horas (Acer dice que dura ocho). Y tampoco tiene batería extra en la base de teclado (algunas híbridas sí la tienen).

Talentos para muestra

Hasta ahora, parece que la Acer Switch 10 es un pariente pobre de la Asus Transformer Book T100, pero tiene algunas ventajas.

Lo más importante, su pantalla es mejor. La Switch 10 le da colores más vibrantes, que son mejores para aumentar el factor de diversión. No necesitas colores rojos para trabajar en ese guión que nunca será filmado, pero ¿para ver esa película de la que te plagiaste la idea? Por supuesto que sí.

En especificaciones, la Acer Switch 10 tiene un display básico. Tiene pantalla de 10.1" con resolución de 1366 x 768 pixeles. Es la misma cantidad que ofrece una laptop con ese precio, y no tiene ese look súper nítido con otros tablets de $6,000. Y mucho menos es Retina.

Sin embargo, es muy decente y la calidad del display ofrece más que otras laptops baratas. Como la Switch 10 usa pantalla IPS, la gente se puede amontonar para ver un video de un gato montando una aspiradora y los ángulos de vista no arruinarán la de por sí deprimente fiesta que conlleve eso.

Siendo un tablet de corazón, la pantalla tiene display touch. También usa una capa de vidrio encima, pero estamos seguros de que no es Gorilla Glass, ya que se flexiona demasiado para nuestro gusto.

Subiendo de nivel

Aunque la Acer Switch 10 funciona perfecto por su cuenta, hay muchas maneras de supercargar sus poderes. En el tablet hay una ranura de tarjeta microSD para que agregues almacenamiento, así como un enchufe microHDMI junto a ella. Éste te deja conectarte a un monitor, o a una TV. No hay cable incluído, pero los puedes comprar en línea por algunos pesitos.

Lo que eleva el potencial de la Switch 10 como una pequeña laptop es el puerto USB de la base con teclado. Con ésta, puedes conectarle una memoria USB, un disco duro externo o - con mayor razón - un mouse.

Lleva contigo un mouse portátil y tendrás una buena solución con la parte de laptop cuando estés fuera de casa. No acaparará mucho espacio, y una laptop de 1kg no acabará con tus hombros.

Acer Aspire Switch 10 verdicto

La Acer Switch 10 tiene la parte del tablet como lo mejor que Acer ha producido. Es económica, portátil y flexible.

Mírala como sólo un tablet y la ergonomía cuadrada y la duración de la batería serán problemas, pero como un paquete completo tiene mucho sentido.

El otro problema es la rival de la Switch 10, la Asus Transformer Book T100. La Acer tiene mejor reproductor de películas y juegos, pero la vida de la batería y el teclado convierten a la Asus en una mejor suplente de laptop, y por eso gana en este duelo de híbridas.

Stuff says... 

Acer Aspire Switch 10 reseña

Este híbrido seriamente flexible es el mejor tablet de Acer a la fecha
desde
$6,490
power
0
screen
0
build
0
apps
0
battery
0